Paisanos y seguidores

7 de abril de 2008

yo quiero los zapatos

Venian las fiesta y vino un tio barato, al pueblo que vendia zapatos, pero no teniamos dinero. Mi podre padre habia ido a arrancar esparto, que duro, pues este esparto lo vendian por arrobas y traia las manos destrozadas. El señor de los zapatos se iba, pues un señor que trabajaba en el ayuntamiento que pagaba a mi padre a las horas convenidas, hacian cola pues yo dije:" yo quiero los zapatos" pues fue mi padre a pedirle el favor de que le pagara antes de la hora. Este señor se llamaba Gañes, gracias a el me compre los zapatos para bailar en la plaza.



Bueno yo ya estaba un poquito moza y mi madre me hizo un vestido de esos de tela de saco, pero iba lo mas de mona y las señoras que se ponian en el cimiento para ver a las chicas bailar o pasear, decian unas a otras: " donde se abra metido por el vestido, debe haberle costado un dineral",
Yo estaba feliz con cuarquier cosa, de moza solo tuve dos vestidos, uno de nailon azul y otro blanco.



Recuerdo una de las veces que estaba en el lavadero, pues las vecinas se enfadaban por el agua: "echamela a mi o a mi ", como a mi nunca me ha gustado discutir, pues me fui al caño para enjuagar el vestido y nadie se daba cuenta, asi lo hice pero que susto lleve cuando estaba enjuagando el vestido, miro al pilar y vide como una gallina flotando.



Fui, y sabiais que era, era un gitanillo. yo grite muy fuerte. Dije: " acudir". .pues gracias a mi vestido no se ahogo aquel gitanillo, desde entonces cuando voy al pueblo le dice la gitana al niño:" dale un beso a la paya que te salvó la vida"


1 comentario:

Toni dijo...

Hoal María. Soy Toni Rodríguez, Hijo de Antonio Rodríguez ocón, y nieto de Manuel Rodríguez Rodríguez y de la Perucha, Antonia Ocón Gómez. Me gustaría que alguien me explicase algo sobre mi familia, cómo eran,a qué se dedicaban, si somos familia contigo, si eran queridos en el pueblo, su historia, en general... Mi padre me explica que trabajaba cuidando cabras con su hermano Manono, en el monte y, mi abuela me ha explicado alguna vez que era carbonera y que había pasado muchas fatigas al quedarse viuda con menos de treinta años y con tres hijos...
Tengo casi 39 años y hace un mes estuve en La Peza por primera vez en mi vida y pude ver, por fuera, la que había sido la casa de mi padre y mi abuela, en la calle del Horno. Preguntando por la calle, me encontré con una señora, que se parecía a mi tía María y me indicó el sitio. Ella es Guadalupe Martínez, prima hermana de mi padre... Pero yo llevaba prisa por llegar a Sevilla y, ante el temporal de lluvia que venía, no pasé ni a su casa... Pero me hubiese gustado hablar con ella. Después, mi madre me dijo que la conocía y que era una buena mujer, y que ella y su marido cuidaban los terrenos que aún conservamos allí...Lástima que, viniendo de tan lejos sólo me quedase una hora, o menos, en la Peza.
Me gustaría que escribieras algo sobre mis comentarios ya que estoy muy desarraigado de vuestra tierra y me gustaría aprender a "quererla" como vosotros.
Un abrazo, María. Y felicidades por el éxito del Blog.
Toni. Barcelona.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes