Paisanos y seguidores

14 de abril de 2008

las coyunturas de las papas

Decía la aguela que habia una familia, muy guena gente, pues eran muchos hermanos, y ya estaban mozos todos y eran las fiestas, pero no habia trajes para todos. Pues la pobre mujer dijo: "arreglaros como podais, pues solo hay esto" y les entrego solo un traje.
Pues ellos que eran buenos hijos, decidieron que cada uno se ponia el traje un rato, para asomarse a la plaza. Uno se ponian el traje, bajaba a la plaza un rato y volvia a casa. Luego le tocaba a otro hermano bajar y asi pasaron las fiestas, bajando de uno en uno. Yo no se si es verdad o no, pero eran tiempos malos para todos. Esta familia de juanjesuses eran muy guena gente. Yo cantaba en la iglesia con ella. Se llamaba Concha y era muy guena gente.

Os cuento cuando ibamos a Matriqueira a escardar lentejas o cebada, pues que caminos mas malos, solo trochas, cojidos de las matas para no rresbalarnos, pero aveces se arrancaban los matojos y te caias. Esto ahora es de risa, pero que susto cuando habia que pasar el rio Fardes, por la juntas. Pues venia mucha agua y no se podia de pasar a pie. Habia desde un arbol a otro de la otra orilla de rio, habia como una pasarela, con unas cuerdas a los lados, pero nada de ancha.
Yo que era tan cagueta que la noche antes soñaba con ella. Nos poniamos en cola para pasar y todos decia unos a otros: " ten cuidado",.
Despues de pasar estabamos en matriqueria trabajando, pues cuando pasaba un coche, que pasaban muy poquitos, nos poniamos de pie para verlo. Hay que ver con que poco nos coformabamos. Eramos muy felices aunque habia poca merienda. Despues todos para el pueblo y volviamos a pasar por la cuerda del rio. Yo creo que habia una distancia grande, que buenos pies teniamos, pues habia kilometros no se cuantos, por lo menos siete.

Recuerdo que cuando nacio mi hermana, la que tanto deseaba, era el tiempo que se sembraban las papas. Mi madre y yo las estabamos sembrando junto al pueblo, pues mi madre, pobre mujer, estaba embarazada de siete mes. Yo con un sobrero, con las coyuturas de las papa, echaba la simiente, que se llamaba las coyunturas de las papas. Ahi sembremos unas cuantas arrobas. Mi pobre madre esa noche dio a luz a mi hermana

4 comentarios:

Juan Jesús dijo...

Pues yo debo mi nombre en parte a mis bisabuelos, esa familia de los Juanjesuses, mi bisabuelo se llamaba Juan Jesús.

Maria Reina de los Mares dijo...

Juan Jesus, gracias por tu comentario. Decirte que tienes un nombre de los mas bonitos y eres de una familia de lo mas bueno.
besos y abrazos para todos

Maria Reina de los Mares dijo...

he visto a tu aguela en la foto que tienes en internet en tu blog y me ha dado mucha alegria. Yo la recuerdo igual que en la foto, era cuando venia para que mi madre fuera a trabajar con ella, pues mi madre era parienta del padre de la Friquita que era hija de tu tia Angeles y tu aguela confiaba mucho en mi madre.
Yo me acuerdo de ir a casa de tu aguela que vivia en el callejoncillo que hay en la calle Real, la casa tenia unas escalera para subir y habia un salon, tenia varias puertas y me acuerdo que tu aguelo tenia un pequeño despacho, pues el trabajaba en el ayuntamiento.
Gracias a tu abuelo, el fue quien nos arreglo el subsidio, que era lo que se cobraba antes por tener hijos.
Me recuerdo que tu aguela tenia tenia tres hijos, con tu tia Maria que desde niña ha sido una mujer trabajadora pues yo recuerdo que acompañaba a mi madre a la casa que tenia una terraza cubierta y tenia abajo la entrada como un sotano a mano izquierda.
Puedes estar muy ogulloso de ellos, eran guena gente y yo los recuerdo con mucho cariño sobre todo a tu tia Maria.

Juan Jesús dijo...

Hola María si es cierto lo que dices, vivían en el callejon ese de la calle real. Esa casa la vendieron antes de que yo naciera, no llegué a conocer a mis abuelos. Mi abuelo trabajaba para el ayuntamiento eso es verdad.

Lo que dices de mi tia María es verdad a excepción de que María no es mi tía, es mi madre. Ella está ahora muy bien tiene menos trabajo que antes porque ya llevan casi un agno jubilados. Le daré recuerdos tuyos esta tarde cuando la llame por teléfono y a ver si por lo que dices de ti te conoce o sabe quien eres.

Un abrazo y sigue contandonos historias.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes