Paisanos y seguidores

21 de abril de 2008

arando con los mulos en Lapeza

Ya un poquito mayor, estabamos sembrando, arando con los mulos, no recuerdo si era lentejas o garbanzos, pues se ponian la simiente en una esquina donde la merienda. Pues empezemos a sembrar y yo empece sin miseria, echandolo al surco, pues mi padre se dio cuenta y me dice: “ que va el saco medio y hay que tener para toda la haza”, pues yo lo echaba a puñados.
Ahora digo que buenos pies tenia yo entonces, pues habia que ir detras del arado, pues con la reja del arado se enterraba la semilla y se hacia un buen zurco pues yo los pies como de goma, pues asi estabamos muchas horas. Depues descansabamos para comer o para echar un cigarro, como se llamaba un descaso de unos minutos. Cuando se terminaba y pasabas por algunas fuentes, bebias agua, te lavabas la cara y cualquiera decia que venias de trabajar. Gracias a Dios teniamos la salud de hierro

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes