Paisanos y seguidores

23 de abril de 2008

La extreves rota de la Peza


Recuerdo que de pequeña venia un señor que arreglaba las cosas, arreglaba las ollas, los lebrillos, arreglaba todo cuanto estaba roto. Antes no habia tantas ollas como tenemos ahora que tenemos, hasta de minitos para hacer la comida

Cuando yo era pequeña se podian contar las ollas que habian en casa, pues os digo que no habia en casa mas que una o poco mas . Era de porcelana de la que se desconchaba y que con el tiempo se hacian abujerillos,
Pues os cuento, que con un trapo limpio se hacia como una tocilla retorcido y se metia por el abujero para taparlo, pues a veces como no se pusiera bien, se derramaba la comida en el fuego. En casa nos ocurrio varias veces. Era una obra de arte reparar una olla.
Tambien cuando se le caia la pata a las estreves, era otra fiesta, pues habia que tener cuidado para mover la comida para que no se derramara. Pero que felices, siempre deseando meterle mano a la comida con olla roto o con estreves coja, estaba de guena .



Yo jamas le dije a mi madre que no me gustaba algo, todo estaba bueno. Daba gloria vernos, estabamos agradecidos a la vida, gracias a Dios

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes