Paisanos y seguidores

12 de abril de 2008

de los pequeños alguno y de los gordos ninguno


Contaba mi aguela que habia un señor que tenia un melonar cerca del pueblo, tenia una choza y el dueño dormia alli para guardar los melones. Pero los mozos del pueblo, antes no habia tanta cerveza, ni guisqui, pues el vino lo hacian con las uvas que pisaban, pues estos mozos pensaron, este hombre tiene unos melones de guenos y dicen: pero cualquiera entra a coger melones con el genio que tiene. pues mira como se las ingeniaron estos chicos.

Como la haza estaba por la caral cerca del cemeterio, pues uno dice: " hay que vestirse de fantasma pues con un farol liado y empezamos a pasar uno detras de otro", asi pues, pues manos a la obra. El hombre estaba en la choza como he dicho, pues enpieza a pasar el primero y dice algo asi :"A mi me llaman Juan porque que vengo del fin de mundo"
depues sale otro de los chicos, tal cual y dice : "de los pequeños alguno" y despues otro mozo diciendo: " y de los grandes ninguno". Pues el dueño asustado se vino a su casa y asustado le conto a su mujer lo sucedido.

Al otro dia fueron al melonar y solo quedaron los que habian dicho, de los melones gordos no quedo ninguno y de los pequeños alguno.


Contabamos asi, que a ese hombre le dijo la mujer: " pero que tontorron que eres, pues se han reido de ti".



No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes