Paisanos y seguidores

11 de abril de 2008

Teniamos matanza, roscos y nochebuenos

Os cuento cuando era navidad, aunque no me acuerdo muy bien os lo cuento de todas formas, pues llebaban un burro con un seron. Lo llevaban de de la mano cogio con la jaquima y acompañado a la vez por unos cuantos vecinos del pueblo que iban con guitarras violines y cantando. Los vecinos decian que eran las animas, la cosa es que todos coloboraban.
Me acuerdo de un trozo de la cancion que decia asi:

..a las animas benditas no se le cierra la puerta, que con un perdon de Dios ellas se van tan contentas ...

Asi por todo el pueblo, pues los vecinos daban lo que tenian, unos daban un kilo de maiz , otros un caldero de papas, otros tocino, otros dinero. Todos colaboraban.
No se para que era eso, no se si era para arreglar la iglesia pues yo me acuerdo que estaba el tejado roto pues todos coloborado unos con los peones otros con los mulos .

Pues lo que yo digo, en Lapeza somos gente de buen corazon. La iglesia se arreglaba.

Cuando la navidad pues todos contentos pues matabamos el pollo para la noche buena, los rosco de vino, eso que se hacen en el horno con azucar que estaban duros habia que remojarlos para enduzarlos y depues nos ibamos a la misa del gallo para besar el pie del niniño y se cantaba asi

... el niño de Dios me valga cuado le bese los pies...

LaPeza era una fiesta y por las calles tocaban con las tapaderas de las ollas y con las escobas se golpeaba detras de las puertas y tambien se hacia ruido con una botella de las de aguardiente.

Nos tomabamos unas copitas de ese licor de aguadiente de Diezma, que habia que sentase para ponerlo en la boca de fuerte.

Lo pasabamos muy guai, en una palabra teniamos matanza, roscos, nocheguenos, que mas queriamos.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes