Paisanos y seguidores

6 de abril de 2008

El cielo se abrio en el cerro de Molicias

Pues las chicas de pueblo como yo, ibamos a la aceituna. Llevabamos la merienda en una cesta pequeñita, pues no sabes que llevaba yo, un arenque o una naranja de esas que amargaba mas que las palabras de la suegra.
Os cuento que habian unos señores que tenian fincas y eran los dueño del trabajo, pues sus cuento que el que no rendia con el trabajo, le decian: " mañana no te necesito" asi que tenias que currartelo para que no te echara. A mi nunca me echaron gracias a Dios,



Recuerdo que el ayuntamiento regalo unos lotes de tierra y a nosotros nos toco uno con un vecino que tambien tenia niños como nosotros. Nuestros padres nos llevaban para coger la cebada, eramos pequeños y estabamos en lo alto del cerro de Molicias, pues yo recuerdo no se si era el miedo, pues dormiamos en el "aparejo de las mulas", eramos aparceros, pues yo creo que vide abrirse el cielo y saliz lumbre o estrellas. ! Que susto cogimos mi amiga i yo! . Ella se llamaba Fina.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes