Paisanos y seguidores

25 de septiembre de 2008

sentados en la lumbre



Os cuento antes ni habia seguro, ni pagas para los viejos, ni para los enfermos. Era de pena, los aguelos estaban en casa de los hijos, en el rincon de la casa, se decia esta es la silla de la aguela, Bien yo me acuedo que todo el dia estaban sentados en la lumbre, era bonito, pero de pena, pues decia ponme una papa, para que se ase.
Pues estaban varias horas junto a la lumbre y ellos se encargaban de darle vuertas a las patatas para que se asara por todos lados. pues lo que habia en la casa se repartia para todos, pues gracias a Dios hoy tienen lo necesario y sus medicos.
Pues yo me acuedo que la aguela paterna cuando nos dio las fincas, teniamos que dale una cuartilla de garbanzos, otra de lentejas, unas fanegas de trigo, papas unas cuantas arrobas, en fin de lo que se criaba pues como no se echaba abono, no se criaba casi nada, y a veces no se le podia de pagar. Pues decia como el año que viene no me pageis os arrecojo las hazas, pues la pobre lo decía, pero no lo hacia, veia que no se podia, pues nosotros la deciamos vente y comes con nosotros. Pues a veces la aguela venia a casa y en una cavecera junto a la lumbre para que no pasara frio, le poniamos la cama para que durmiera con nosotros. Pues la aguela materna, que no tenia fincas, era de pena. Pues yo me acuerdo, que cuando ibamos a la tienda por un cuarteron de azucar, decia mi madre: “Maria, llevale este terroncito a la aguela”. Lo mismo con otras cosas, nosotros lo compartiamos todo con ella, pues yo me acuerdo que eramos felices. Estabamos contentos con lo que se tenia, pues la aguela nos cosia y nos cuidaba. pues yo me acuerdo que mi madre se puso mala y no teniamos para las melecinas, pues entoces era cuando empezo el seguro y un chico que era pariente, que estaba estudiando medecina, le comento a mis padres, por todo teneis que apuntaros al seguro que es una cosa muy guena.

Pues si que era verdad que era guena, pues me acuerdo que un tio de mi padre ya mayor le arreglo para que pudieramos tener seguro, quiera dios que jamas venga esos tientos tan feos para todos,

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes