Paisanos y seguidores

9 de septiembre de 2008

dame un testamento



Bueno os cuento antes en Lapeza se criaban los marranos, habia familias que criaban dos o tres. Uno para la matanza y los otros para venderlos , bien por la noche venia el marchante y se confirmaba la venta, pues decia: “mañana venimos a pesarlo”. Pues sabeis, que para el marrano esa era la mejor noche de su vida, pues toda la noche dandole de comer y comer para que cuando lo pesaran tuviera mas quilos.

Era gracioso, el marrano tenian que pesarlo, pero ¿como lo pesaban?, pues le ponian unas cuerdas por debajo de la barriga y por encima del lomo lo cogian a la romana.
Pues claro, apenas le apretaban la barriga, el marrano toda la comida de la noche la expulsaba y todos llenos. Es que habia miseria con ganas, solo por un par de quilos mas, todo llenos de mierda, pero decian que eso daba suerte, porque despues se llevaban el marrano y se cogian los billetes.
Bueno pues con el dinero voy a Guadix, para comprar los habios de la matanza. Cuando llegabas a la tienda decias:" dame un testamento" , preguntaba: "¿ para cuantos marranos?,-" para uno", pues ya sabia lo que hacia falta.
Se compraban las tripas, los cordones de atar las morcillas, las especias, "el hilo me lo das del gueno, para no se escape la masa", en fin que ese dia en Guadix se comia churros y a Lapeza de vuelta. Eramos muy felices solo de pensar en la matanza y preparandolo todo.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes