Paisanos y seguidores

25 de septiembre de 2008

chaneca, zeazo y gachas


En 1955 habia niños en Lapeza que el aceite del candil se lo echaba en el pan para comer y se cogia hierba, collejas, cardos bellotas, nueces, de todo lo que se criaba en el campo, pero no todos tenian campo y a veces se pedia.

Se pasaban las ciruela pasa, las servas, se hacia orejones, se cogia el maiz, se le quitaba la farfolla para el corchon se ponia a secar, despues se cogia una manta y se tendia el maiz para que se secara. pues se le daban vueltas para que sol le diera por todos lados. Pues despues se degranaba y se llevaba al molino que estaba junto a la chaneca y se cambiaba por harina, despues se tenia que zernes, se echaba en un zeazo, se ponia encima de la mesa para que callera la harina y el salvado se quedaba en el zeazo y despues hacer las gachas, pues las que nos sobravan para otro dia.

Por la mañana estaban de guenas . pues yo me acuerdo ahora que duras estaban pero recuerdo que cuando ya quedaban pocas se decia que guenas estan las zurrapas pero oscuento felices y contentos solo se pensaba en comer y havia otros peores que nosotros porque gracias a Dios, nosotros teniamos familiares que por el trabajo de mis padres nos daba lo que pediamos, no todo porque nosotros eramos muchos y con los dientes muy sanos y el estomago sano, pero yo jamas he puesto a mis padres en verguenza. A veces me daban algo y yo decia:" no, si tenemos nosotros en casa", pero era mentira.

Pues habia una niña de la calle de la aguela que siempre decía: “ a mi me gusta, mi madre no ha comprado” y su madre le daba cada zurra, le decia: " mira que eres essonrrible".
Nosotro encima eramos finos. Como yo digo que la educacion es libre, se tiene uno la que quiere. Pues que disfrutemos de todo lo que se tiene y nos acordemos del que pasa mal y hambre, que es una cosa fea.

Ayudar a todos el que no tenga que decia la aguela, que Dios, da ciento por uno.

A veces cuando contaba la aguela cuando el señor repartio los peces con los siete panes ,y quedaron tantos canastos, yo pensaba tendria que pasar con el pan de la artesa as itedriamos para mucho tiempo. Yo era feliz solo de pensar en la comida, asi que dios nos bendiga a todos, pues la aguela decia que donde ha maldicion no ha bendición. Asi que Dios nos de lo necesario a todos para que seamos felices Maria.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes