Paisanos y seguidores

19 de septiembre de 2008

El peceño perdido en Purchena




Os cuento, cuando yo fui a un pueblo de Ameria que se llama Puchena, es un pueblo muy bonito, pues yo tenia mis niños chiquitos, los dos se llevaban dos años de diferencia, el pezeño con la niña . Antes no habia pañales de esos que ahora se tiran pues estaba todo el dia lavando pañales y dando teta. Pues como he dicho el pezeño se criaba de chico y delgadito que no sabia que darle de comer, pues empezaba por la mañana y llegaba la tarde y no habia terminado de comer. Pero era muy gueno.

Habia una señora vecina que tenia animales y a mi niño  le gustaba de verlos, pues se metio en el patio con la mujer y entonces llega mi esposo y me dice:" han venio unos tios charlatanes al pueblo. ¿donde esta el niño?"  . Y digo:" ahi ". 
Pues busca que te busca y nada de niño, pues de seguida dijo ya esta, al niño se lo han llevado para sacarle las mantecas,  pues en seguida empecemos a buscar al niño. En todas las casas de Puchena preguntabamos y a la vez ellos tambien nos ayudaban a buscar al niño.
Que susto, pues como se corrio la voz, casi todo el pueblo estaba buscado al niño, cuando al rato sale la señora y el niño con un pollito en la mano.
No se como no nos comimos a la señora. Yo solo tuve fuerza para darle un beso al niño y otro a ella, de pensar que el tio mantequero se lo hubiera llevado, pues ya respiremos tranquilos.


Bueno os cuento, en ese pueblo como en todos,  no habia wateres ni agua, pues os cuento yo tenia una habitacion con derecho a cocina y cuando iva al bater con perdon, no se por donde empezar, que asco, tenian mas miseria que en Lapeza, porque nosotros en Lapeza cagabamos al aire libre,  pero alli solo tenia un abujero,  como el de una orza. Solo eso y tapado con una tabla.
Y no era solo eso,  sino que ademas, donde estaba la orza era la cuadra y ademas tenian una burra y era el mes de junio .
Yo jamas he visto tantas moscas juntas, lo digo la verdad, pues cuando no se podia aguantar mas tenias que ir a la orza, pues las moscas te entraba por las orejas, por la nariz, por todos sitios, yo jamas he visto cosa igual. Que asco de tanta miseria, por todos los sitios.

Dios quiera que jamas venga esos tiempos tan asquerosos para todos, pues hoy gracias a Dios tenemos de todo en casa y en el pueblo, asi que a disfrutar de todo lo que se pueda y ser felices. Os lo digo yo, que asco de esos tiempos tan miserables para todos.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes