Paisanos y seguidores

18 de agosto de 2008

churros de Guadix


Os cuento como he dicho, yo cuando era chica, la aguela tenia unas gafas, porque tenia la vista mal. Pues yo la acompañaba a Guadix para que la viera un doctor que era de Lapeza, un oculista que se llamaba Velez. no me acuerdo que mas. El dia que iba a Guadix, que bien me lo pasaba. Parecia que iba a la gloria, pues cuando terminamos del medico, nos ibamos al arco de San Torcuato, que estaba junto al parque y alli habia unos churros de escandalo, de guenos . Yo le decia a la aguela: “ mira si te queda dinero para la autedia y el que te sobre lo gastamos en churros”, yo como siempre, pensando en comer era feliz.
Con un cartucho de papel de traza lleno de churros, me montaba en la autedia y antes de llegas a Purullena, ya me los habia comido. Era feliz de verdad,

Os cuento que cuando yo ya vivia en Granada, pues a mi me parecia que tenia la vista un poco cansada, pues os cuento lo que me paso cuando fui al oculista y me empezo a hacer pruebas. Ya me pone unas gafas de esas que se ven los numeros en la pared.
Lo traia loco, ya me pone unas de esas de prueba, otras de prueba. ya me pone unas sin cristal y me dice: “ y ahora ¿ve bien? “-, digo: “ si”. Pues sabeis que me dijo: “sabe usted que esta mirando con sus propios ojos”. Es que era tonta con gana

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes