Paisanos y seguidores

6 de mayo de 2008

no se preocupe, señorita que mi hermanita se sienta en mi faldita



Contaba la aguela que en Lapeza, en la calle donde vivia, que era el azaraque, habia una casa grande,
la casa de la Cagona, que era donde paraban los maestros, pues la aguela se hizo amiga de la maestra y un dia le dice: "Maria a ver si vienen tus niñas para conocerlas".

Pues la aguela se lo comento asi a sus niñas: “
vais a ir a casa de la maestra, asi que a ver como os haceis conocidas y como se dice a ver si os apegais a un buen arbol para que os enseñeis, pues teneis que visitarla y portaros bien". Pues se prepararon para visitar a la maestra.

Pues llegaron las dos niñas, mi madre y mi tia Angeles, que era mayor, con la aguela. Pues como se hacen las visitas, pasaron al huerto que tenia muchas flores. La maestra estaba sentada. Las chiquillas estaban hechas un flan, no se podian poner de pie, le temblaban las piernas, pues la maestra dice a la criada: "
trae una silla para la niña chica". pues se dio cuenta que habia dos niñas y solo una silla.
Pues mi tia Angeles dijo: “
no se preocupe, señorita que mi hermanita se sienta en mi faldita” .
Pues ni su madre se esperaba que la niña fuera tan fina y la abuela avergonzada se reia con la maestra y mi tia toda roja por haber sido tan finolis y haber dicho
faldita.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes