Paisanos y seguidores

9 de mayo de 2008

a la luz de la tea no hay ninguna mujer fea

Recuerdo que cuando no habia hornillas, habia unos vecinos que iban a por piñas con unos burros y las traian en jerpiles, que eran como unas mallas grandes, pues las llenaban de piñas y las vendian a Guadix.

Imaginaros lo que tenian que trabajar hasta coger el dinero, pues ir al monte despues por la mañana muy trempano para venderlas a Guadix, bien tambien vendian en Lapeza , pues yo me acuerdo que por una peseta nos daba diez piñas . Teniamos para hacer el desayuno pero corriendo, pues se gastaban muy pronto.


Mi marido que es mayor que yo y es del Tocon de Quentar pues dice que iba con una carga de leña hasta Diezma para venderla, pues estaba joven , pues cuenta que primero tenia que hacer la carga y que despues otro dia se levantaba muy temprano , con la fresquita para venderla.
Dice que una de las veces , que despues de estar todo el dia con el burro cargado de leña por todo el pueblo, no podia vendela. Pues dijo voy a casa del cura y se la regalo y me voi. Pues asi lo hizo,
eran tiempos muy duros para todos, pues hoy gracias a Dios tenemos de todo.




Hablando de leña, me acuerdo de una leña que se llama de tea, pues se decia asi: "a la luz de la tea no hay ninguna mujer fea".
No se porque lo dicen, pues lo que ardia era mucho y despues el jumero estaba muy negro, pues parecia que era un boliche y encima decia que no eramos feas pues tan contentas

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes