Paisanos y seguidores

24 de noviembre de 2008

pan con pan comida de tontos y Asturias


Os cuento cuando yo era chica, se escaseaba de todo, pues en Lapeza, como en todos sitios los primeros que emigraban, traian un arradio o una chaqueta nueva, pues todos contentos, a ver como irnos nosotros para prosperar.
Pues como he dicho, yo tenias unos tios que eran carboneros, pues siempre estaban cortado maderas o haciendo boliches, pues mi padre solo era pastor y yo siempre al cuidado con la aguelas. Pues mis tios quisieron de llevarselo para el rancho que era en las alpujarras, pues saco el billete de la autedia para que se iba a trabajar con ellos.
Ya mi madre le hizo el equipaje, pues la autedia salia de la mañana temprano, pues mi padre se hizo el dormido y la autedia se fue y el se quedo en Lapeza, pues decia que el trabajo de los carboneros era una cosa muy fuerte y el solo guardaba sus ovejas, que solo sabia hacer eso.
Nosotros eramos los pobres de la familia, o yo me lo creia, pues siempre en casa de la aguela, pues yo me acuerdo, que cuando le traian una carta a la aguela el correo, que era pariente de mi aguela, se calentaba en la lumbre y como he dicho antes en Lapeza, solo encender la lumbre, se ponian el puchero o la olla, pues la aguela ponia dos ollas y cuando llegaban le decia que:” esta es la de Diegoliche”. Pues encima parecia del hospicio, bien.
Pues como he dicho, tenia una prima que nacio el mismo dia que yo, pues su padre era ranchero, aunque poco, algo traia, siquiera para el pan, pues nosotros llevabamos una fanega de trigo a la tahona, nos daban unos vales y sacabamos el pan cada día. A veces no habia engañifa y decian:”pan con pan comida de tontos”. A mi me daba igual, la cosa es que comieramos pan.
Aunque no se de que se criaba mas lombrices. Siempre las madres con una horquilla te las sacaban del culo y con la torcia del candil te aliviabas, cuando no, por las noches en la lumbre en las veladas te quitaban los piejos, que casi todos teniamos. A mi solo que me tocaran la cabeza me dormia, pues yo era floja con ganas, pues si, me quedaba dormida. Dormia vestida solo de pesar el frio que se pasaba, bien pues como he dicho mis primos se fueron a Asturias, primero se fue mi tio, despues se fueron la familia, pues decía:” hay trabajo para todos”.
Y nosotros con lo mismo de lo que daba el campo, pues dice, pues como sabeis en Lapeza somos muy graciosos, pues decian:” mira el Baldino se ha colocado en una fabrica de enderezar tachuelas”.
Pues yo mas contenta que unas pascuas y le digo:” papa, tu tambien deberias de que nos fueramos a Asturias. Porque lo que hace el Baldino, tu sabras hacerlo, que enderezar tachuelas lo sabe hacer cualquiera”.

Pues cuando mis primos se fueron nos quedemos tristes. Se llevaron lo que pudieron en la maleta, desde Lapeza hasta Guadix, pero como iban tanta cosa, en medio del camino por la chanata, por el tunel, que esta llegando a Graena, se les callo la maleta y el del coche, que era un camion, no se dio cuenta que la habia perdido.
Pues cuando llegaron a la estacion de Guadix, dice:”falta la maleta”. “.Pues vamos a ver si la encontramos”.
Pues imaginaros los pocos coches que habia, volvieron y se encotraron la maleta, que llevaban la almirez para hacer las gachas pezeñas mis plimas, dice que estaba junto a la chanata, junto al tunel.

Yo me quede con la gana de haberme ido a Asturias, pero mi padre solo queria Lapeza. Sembraba remolacha, las aceitunas, los pinos las lentejas y nada mas, pero muy feliz, pues a veces decia la gente, porque yo era muy mona, cuando se iba a las aceitunas, pues despues se llevaba una cestita con la merienda, pues me acuerdo que decia la Pepica Remedicos:si no veo la merienda que traes, diria que comes gloria”.
Pues yo solo llevaba un arenque con laviata mala y unas naranjas que amargaban mas que las palabras de una suegra, pero yo alegre, nunca estaba enfadada.
Como no conocia otra cosa, era mas feliz que nadien

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes