Paisanos y seguidores

25 de noviembre de 2008

el habal de la fuente del culo abajo


Os cuento cuando yo era chica, era muy avariciosa y siempre tenia ganas de comer, pues me acuerdo que mi madre iba a la haza de Rapao, que era de la aguelos.
Pues mi madre decia:”estos, no pasan hambre, porque la aguela tiene un habal y ahora mismo voy por una canasta de habas para mis hijos”.

Pues ella, para que no la vieran, se iba por la fuente del culo, porque la aguela vivia en Azaraque y asi ella me dejaba alli y despues bajaba por el barranco de la fuente del culo, rio abajo, hasta llegar al jabal. Llenaba la canasta y volvia por donde mismo.

La aguela paterna siempre estaba cuidando las habas desde el balcon y empezaba a dar voces pensado que era un ladron, pero mi madre hasta llenar la canasta no se iva.

Despues cuando traia las habas, yo me ponia al lado de ella, pues ella empezaba a pelar habas en una fuente, pues yo era tanta la avaricia o el hambre, no se que seria, que me comias las cascaras de las habas junto a ella. Lo mas gracioso es que yo comia lo mismo que los marranillos, haciendo ruido. Era gracioso pues cuando la cosa ya mejoro un poquito, yo me acuerdo que seguia comiendo como los marranillos y cuando comia asi, mi madre me daba cada bofeton en la boca y me decía:” para que aprendas, cuando uno come, no hace ruido.
Pues cuando estaba comiendo, me decía:” estas en el plato y en las tajas”, otra cosa que me decía:”teta y sopa no se puede de tener en la boca”.
De lo que yo si me acuerdo es que jamas nos pusimos malos, gracias a Dios y siempre estabamos preparados para comer.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes