Paisanos y seguidores

10 de noviembre de 2008

La libreta de pedir fiado


Os cuento yo como he dicho, en 1950 en Lapeza, como en todos sitios de España, habia muchas necesidades, pues yo os cuento lo que se hacia antes, pues en mi casa no teniamos ni frigorifico, ni muebles, solo un vasar y la chimenea. La cama y cuatro sillas, poco mas, mis padres, pobrecillos, siempre trabajando, con todo el que los llamaba para el campo o para las casas, y lo mismo estaban casi todos en el pueblo.

Pues yo me acuerdo que teniamos una libreta de pedir fiado, pues la libreta parecia un periodico, pues como en casa no teniamos de nada, pos mano a la libreta todo el año. Cada vez que ibamos a comer, a la libreta o mejor dicho a pedir fiado, pues la libreta se llenaba hasta las tapas.
Bien pues como yo he dicho antes, nosotros solo teniamos las peonas que daban mi padres o lo poco que se cogia del campo, pero eso no era nada para las ganas de comer que teniamos, pues yo recuerdo que una vez, porque mi hermano Pepe no se comiera un trozo de tocino asado, yo por avariciosa me lo trague con la corteza que estaba poco asada y casi me ahogo.
Bien pues, cuando la libreta estaba llena, decian los tenderos:”hay que ajustar la cuenta”. “Pues vale”. Pero que pena, nos saber de estudios, ni de cuentas, pues despues de estar todo el año trabajando, aun seguiamos debiendo. Pues mis pobres padres decian:” no puede ser, no cuadran las cuentas si es mas el hambre que el trabajo·.
Pues yo me acuerdo que como ellos no sabian, pues le decian a unos vecinos que sabian un poco mas, el compae Morillas: "Vamos compadre, cuando usted quiera”.
Pues empezaba con el amanecer, ajustaba las cuentas y decía:” esto no se termina en todo el día”.
La libreta de pedir fiado tenia mas escrituras que un periodico, de todos los tamaños, pero casi siempre coincidia.
Es que eramos muchos para comer, pero gracias a Dios, a mis padres con sus trabajos fuimos creciendo y hemos salido buenas gente, como decimos en Lapeza, honrrados, no nos hemos comido nada de nadie, todo lo pagamos y como decia en Lapeza: “ es de bien nacido ser agradecido" y yo estoy orgullosa de ser una guena pezeña y por donde voy parece que Lapeza es mia, porque yo tengo muy buenos recuerdos de mi infancia.
He sido feliz en Lapeza, sera su agua, sera su tierra, sera su gente, o sera nuestro San Marcos que nos libra a todos de todo mal. Asi que decir conmigo viva Lapeza y su gente y nuesto San Marcos, nuestro patron.
Besos de Maria para todos los paisanos y a ser felices como yo lo era.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes