Paisanos y seguidores

26 de noviembre de 2008

de Lapeza a Sorocaba


Os cuento, yo era pequeña cuando se fueron mis tios al Brasil. Mi aguela tenia tres hijos y los tres se criaron en Lapeza, fueron muy buenos chicos, muy trabajadores y siempre ayudando a la aguela en el campo.
Antes en Lapeza se labraba, se sembraba lleros, cebada, trigo, maiz, habas, garbazos, de todo y habia muchos animales.
Bien, ellos fueron muy trabajadores, lo mismo que todos los pezeños, porque segun dice la tradición, en Lapeza no hay vagos, que quiere decir flojos, de eso nada, desde pequeños a trabajar, porque lo da las aguas y la tierra pezeña.
Bien yo recuerdo que de pequeños, cuando se iba a por leña o al campo, las criaturas no sabian de cargar las bestias y a veces la carga tiraba para un lado y decian:” que se te vuelca la carga”. Pues paraba la bestia, empujaba y andaba un poco equilibrados, pero otra vez torcida. Asi a la fueza, se aprendia. Pues yo cuando traiamos las papas de la vega en el seron, se decía:” esta daleada”. Pues se empujaba y palante como se decia, padelante como la gente de Alicante.
Bueno, mis tios se fueron a las Alpujarras, a Yeje, a Mecina, a Laroles, a Bechite, a Cadias, a todos esos pueblos tan bonitos, que es la Alpujarra granadina. Pues ellos y sus primos, los perdigones, se hicieron unos buenos carboneros. Yo creo que eso se lleva en la sangre porque el aguelo Toñico y el tio Jose Maria, perdigones, eran trabajadores y unos buenos carboneros y ellos lo aprendieron de pequeños, pues hacian boliches y los arropaban bien, para que todo se convirtiera en carbon.
Pues a pesar de estar siempre pintados de negro, eran guapos y alli se casaron. Antes solo se buscaba un hombre trabajador para una buena mujer. Despues de formar sus familias empezo la emigración, yo pienso que emigracion ha habido siempre, pues ellos se fueron al Brasil, concretamente a Soracava. Segun decian se marcharon desde Huelva, navegando mas de un mes y habia gente que se escondia en los barcos, para pasar desapercibidos porque no tenian dinero para el pasaje. Era de pena, tanto como ahora que vemos a tantas criaturas morir en el mar a bordo de esos cayucos.
Ellos llegaron y dicen que cuando llegaron al Brasil, pues habia mucho monte salvaje, pero que como ellos estaban acostumbrados a trabajar, no les vino grande.
Pues dicen que le decian:” todo el monte que descubrais, lo podeis cultivar”.
Pues asi fue como empezaron sus vidas, uno de ellos llevaba tres niños pequeños, pues ella por ayudar a mi tio, dice que se quitaba el delantal, se ataba a sus niños en el suelo y lo ayudaba descubriendo monte. Cuenta que pasaron muchas calamidades, pues en el monte solo habia bichos de eso largos, que miedo,
Yo me acuerdo que cuando cantaba Antonio Molina:” Adios mi España querida...” ellos solo lloraban, pero gracias a Dios tuvieron suerte y prosperaron.
Ahora me acuerdo de las criaturas que salen de sus tierra buscado fortuna, sin saber que se pueden encontrar, asi que Dios nos proteja a todos los seres humanos, para tener lo necesario y ser consolados cuando nos encotremos fuera de nuestra tierra.

Pues yo a veces me acuerdo de la aguela que era una mujer muy buena y a la vez, sabia, cuando decia que la tierra era un don de todos, que eso lo daba Dios para que supieramos mirar por ella y ella nos daba de comer a todos. Pues la tierra con su atmosfera, sus arboles y su labranza era el sustento de todas las criaturas que Dios habia hecho en el mundo.
Asi que a mirar por la tierra que es un don de Dios y es de todos, pero hay que cuidarla para que nadie tenga hambre

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes