Paisanos y seguidores

25 de noviembre de 2008

la Mercedes de la tesorera


Mi madre a veces me decía:” a ver si les haces unas morras para que la niña coma”.
La niña estaba mas seca que una santa. Pues sabeis como eran las morras?.
Las morras era un poco de agua con miajones de pan y azucar. Yo era la que le daba de comer a mi hermana, pues cuando quedaba pocas morras, decía:” veras, sino me va a dejar que las pruebe”.
Pero yo me encargaba de catarlas y la niña lloraba.

Es que habia miseria para todos, pues la otra era mas tragona que yo, pues le hacia dos onzas de chocolate y a veces no daba tiempo de catarlas, para ver si quemaba, pues la niña abria la boca mas que un pavo, si no lloraba.
Por tragona, pues le dio acetona y se quedo muerta.

Cuando vino mi madre dijo:"¿ y la niña?", "dormida" yo digo" hoy si esta harta de comer, porque no despierta".
Pues dice:" si lo que esta es que esta muerta, pues llama a la Mercedes de la tesorera, a ver que tiene la niña".
Pues yo me acuerdo que le pusieron un mixto en la nariz para ver si respiraba.
Esta si que se iba al otro mundo por tragona o mejor dicho por el chocolate.

Bueno yo de chica, cuando te daban la merienda, un trozo de pan y dos onzas de chocolate, pues te comias el pan y te sobraba chocolate, pues te decian:"tienes que tener para todo el rato". pues decias a las otras niñas:" dame que lo cate".
Pues a mi me daban poco, porque tenia unos dientes que parecian de marfil, de afilados. Antes de ponerlo en la boca, ya me lo tragaba, de verdad, que pena, sino habia ni dentistas y cuando se te caia un diente, no existia ni raton Perez ni Rodríguez, solo te decian:” trae que te tire un tiron". Pues de un hilo te lo ataba y decia sientate tranquila”.
Pues no se como, pero el diente se quedaba en el hilo,

Bueno otra cosa, se decia en Lapeza cuando tenias hipo:” dale un susto, que veras como se le quita", pues si no se quitaba, decia:" tiene que ser un susto mas grande".
No veas que melecinas, pues a los niños pequeños para quitarle el hipo, te ponias un trocito de lana de la toca, te lo metias en la boca y hacias una pelotita y se la pegabas al niño en la frente. Y era melecina santa.
Tambien me acuerdo que cuando se tenia ardor, si estabas embarazada se decía:”ya le esta saliendo el pelo al niño” ," pues si te comes tres garbanzos en ayunas se te quita".
En Lapeza para todo se tenia un truco, eramos ingeniosos y felices.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes