Paisanos y seguidores

21 de mayo de 2011

La cuesta de los chinos




La verdad que ayer estuve viendo las maravillas que tiene nuestra tierra, es hermosa y tiene arte y salero , pues bien yo como dicen, toda la vida viviendo y no conocía tanto encanto como es la Fuente del Avellano. Es una maravilla, sus campos, sus montes y sus flores, que tiene de todas clases ,
La verdad que para mi fue maravillosa ver tanta cosa hermosa, a mi me recordó mi pueblo, es decir su sierras, de tanto monte, bien pues vino mi niño grande el que nació en La Peza , y me llevo a ver todo el encanto de esta sierra , para mi fue inolvidable tanta maravilla, aunque el camino era como una vereda pero la verdad que muy contenta gracias a el he tenido la suerte de ver muchas cosas de esta tierra hermosa, así que yo le mando un beso y le digo que vuelva pronto, como la canción de Miguel Ríos, esa que dice:
Vuelvo a Granada, vuelvo a mi hogar ,

así que gracias guapo por haberme acompañado, estuve en la cuesta de los Chino, es muy hermosa, la verdad todo es muy bonito y hermoso pues yo cuando llegue, a la fuente, que vistas y que campos y me puse a cantar porque yo estaba muy contenta de ver tanta belleza , así que todos tenéis las puertas abiertas para ver lo mejor que tenemos en Granada como es su agua y su gente.

4 comentarios:

Fernando dijo...

La María, amiga: me ha encantado el vídeo y tus reflexiones sobre esa maravillosa tierra. Gracias por compartirla con nosotros. Un saludo cordial.

teresa dijo...

Maria, perdon por la tardanza en venir a visitarte es que he tenido unas semanas moviditas.
Ya creo que mi vida se normalizará.
Nos vemos pronto.
Un fuerte abrazo de tu nueva amiga y seguidora Teresa.

Marisol Arancibia dijo...

María, he quedado gratamente sorprendida con tan bellas imágenes,
realmente hermoso todo, gracias por compartirlo. un saludo Marisol.

Miguel de la T.P. dijo...

HOLA MARIA, PRECIOSO TU BLOG, GRACIAS POR COMPARTIR TANTO CON TANTA GENTE, UN ABRAZO DESDE JAEN

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes