Paisanos y seguidores

26 de mayo de 2011

El susto del maniqui



Os cuento lo que decía la abuela, cuando se moría alguien en La Peza,decía , que

unos van al muerto y otros a ver quien llora,


pues no se lo que quería decir, pero os cuento,
yo le tengo mucho cariño Andalucía, pues esta tierras son todas graciosa, bien pues yo tengo familia mia en Almería y como es natural somos muy unidos, es decir ellos cuando bienes tiene su casa y nosotros los mismo.

Así que un abrazo para mis primos y mi tío de Almería, bien pues como he dicho se murió mi tita Ascensión, que esta era de La Peza, la verdad que a mi me quería mucho y yo a ella pues murió muy joven y esto nos dejo a todos un vacío grande.

Pues como es natural es tuvimos todos juntos y yo me quede unos días junto a ellos, es decir junto a mis primas y esta tenia un niños muy bonitos pero la verdad que se movía más que un rabo de lagartija, pues estuvimos todos en una tiendas de Almería comprando el luto, nosotros con mucha pena viendolo todo y el dependiente enseñándonos, pero el niño la verdad, que no se estaba quieto, todo lo tocaba y venga tocar, aunque nosotros no lo perdíamos de vista, era muy gracioso, y a la ver todo , lo quería tocar, pues esto fue muy gracioso cuando nosotras pendientes de la compra había un maniquí como en todas las tiendas y este niño, que no se estaba quieto, cogió, la mano de el maniquí, pero pobre niño que susto llevo, cuando se quedo con el brazo de maniquí en las manos.
Nosotros dentro de la pena, pues tuvimos que reirnos al ver el niño llorado con esta cara de espanto con el brazo del maniquí en su mano.
Pues un beso para todos.


4 comentarios:

jackie dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA. PASEABA POR AHI Y ME HE TROPEZADO CON TU INTERESANTE BLOG. ME HA GUSTADO MUCHO TU HISTORIA, LA VERDAD ES QUE LOS NINOS TIENEN CADA OCURRENCIA. ME QUEDO PARA SEGUIR CONOCIENDO MAS SOBRE TI..BENDICIONES!!

Ruben dijo...

Me imagino qué susto se llevó, pero yo, pensando en lo trastos que son los míos, pienso que no le estuvo bien empleado, que después de un susto se están un buen rato quietines.

soylauraO dijo...

Una buena anécdota para aflojar el luto. ¿A qué muerto le gusta que lo recuerden con pena?, menos aún si era una madre joven. Sus niños estarán cansados de oir lamentos, pues cuéntenles maravillas de ella, para abrazar su corazón y aminorarles la pena.
http://enfugayremolino.blogspot.com/
La acompañaré como Nº141

Es bueno comunicarnos dijo...

Siempre habrá quienes lloren una partida, el que se va seguro querrá ser despedido con sentimiento pero con alegría (por lo menos en mi caso).
Al igual que Laura no creo que al muerto le guste ser recordado con pena, más aún si en vida ha sido quien le ponía el picante a la existencia.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes