Paisanos y seguidores

26 de octubre de 2008

Piratas en Lapeza


Contaba la aguela que a la taberna de Lapeza, llegaban desde el puerto de Almeria algunos piratas. Pasaban por Guadix y preguntaban por Maese Carbonero.

El maese carbonero esperaba sentado sobre un ripio en la taberna de Lapeza, sin esperar a nadie. Sorbiendo ese vino que no tiene color de Lapeza.

Las luces de las casas, candiles y lumbres, asomaban a las ventanas y hacian que Lapeza fuera solo una. Lapeza entonces era solo una calle que subia al castillo, era una cuesta milenaria coronado por el cenete, y por alli era por donde subian y bajaban hombres y bestias cargadas de piedras.

Aquella noche habia tormenta y los bosques de Lapeza llegaban hasta la plaza del pueblo. Y en aquella oscuridad caia agua en forma de lluvia sobre Lapeza que se derraba por sus rios.

Nadie dudaba que Lapeza era un lugar importante, con mas de mil años de historia, uniendo el mar de Almeria con el mar de Motril, unia el Cabo de Gata con las Alpujarras y por eso en el monte negro colocaron un castillo para guardar estos caminos que llegan a Granada.

Las piedras de este castillo se perdieron en el tiempo, porque antiguos peceños se llevaron su castillo, piedra a piedra, en barcos que salian desde el puerto de Almeria. Y sin que nadie lo supiera se llevaron entre las piedras la otra verdad.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes