Paisanos y seguidores

13 de febrero de 2014

posadas de granada




La posada  de las Imágenes – que podemos  ver  en esta viejísima  y curiosa fotografía  de  Torres Molina  con el edificio  frontero  a la misma  ocupado por  el primitivo  Gran Hotel Victoria –. fue durante mucho tiempo , en la Puerta Real, antes  de la remodelación urbanística  de este  lugar , uno de los hospedajes  más frecuentados  de la ciudad. Miguel Lafuente  Alcántara, en su libro del Viajeros  en Granada , editado 1850, la menciona entre  los mejores  de la época. El autor no se andaba con rodeos y decía : Aunque  conocemos  las  incomodidades  y lamentables  atraso de nuestras posadas, no podemos prescindir de recomendarlas  a las personas  de escasos medios ; en ella  se observa  y se  ofrece una económica, franca, aunque no muy  elegante  hospitalidad. O sea, que nadien  debía  llamarse a engaño  y pedir lo imposible.
Las posadas  había  tenido mala fama en general durante  los siglos  anteriores,  Cervantes   decía que la palabra posada vino de  posar descansar, y por lo tanto  es la Casa  propia  de cada uno donde habita o mora
Calderón, tratando el mismo  asunto , las defínia  como Casas donde  por  su dinero  se recibe  y hospeda la  gente .Posada  era algo  más que mesón, y éste  un poco más  que parador , aunque  pudieran a veces  confundirse  todos a primera vista, No había  buenas posadas en Granada  de este rancio Cliché. Apenas  media docena .Las  restantes  eran  caserones  desprovistos  de cualquier asomo de comodidad en sus habitaciones .En bastantes de esta posadas  no se  daba comida  alguna  a lo huéspedes , el local  servía  más  bien para guarda carros  y caballerías , a las que se daba el pienso correspondiente  ,contentándose los dueños  con las viadas propias  que traían  en sus alforjas  cuando  no se iban a comer al cualquier bodegón de las cercanías .En todos  los patios  de la posadas, .aprovechando  el arco  de entrada  al mismo, o el medio  punto de la puerta que conducía  a las  escaleras , había  una imagen ovarias , bien  en su hormacina , bien  en una tabla sustentanda por una palomilla clavadas en  la pared. Las mujeres rezaban ante ellas en caso graves, y en todo momento, al pasar por delante , se santiguaban o persinaban devotamente.
 La Posada de las Imágenes , asentada  en el edificio de tan fuerte  sabor  provinciano que podemos  ver  en la Fotografía ,sin duda que fue, hasta  su final, digna heredera de aquellas posadas  que cantaron Tirso, Calderón Cervantes  o Bretón de los Herreros . Aquellas posadas  donde  se  encerraban  desde  el más bueno  al más malo , desde  el más noble al más villano, donde  el de arriba ocultaba su prosapia para mejor cumplir su deseo y donde  el de abajo se crecía  para dar más valimiento a su persona, donde  el más sabio y el más necio compartían habitación.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes