Paisanos y seguidores

3 de febrero de 2014

camino de Ronda de Granada



El lejano rostro  de la ciudad  está  en las fotografías  que van sucediéndose  en esta páginas . La de hoy  nos permite recobrar el recuerdo  del viejo camino de Ronda , con su arboleda frondosa ,que se  perdería  para siempre , igual  que la propia hermosa perspectiva del Paseo , vístima  de un desarrollo mal entendido  y peor  interpretado,
El Proyecto  de Canino  de Ronda  venía  de muy antiguo. De los últimos  tiempos  de la Dictadura de Primo de Rivera .Se  concibió en primera instancia – Escribe Julio Juste- como una  vía  capaz  de preservar el casco central de la población  del  deterioro  que ocasiona todo trasporte  comercial , La República no sólo  no abandonó el proyecto sino que sufragó los trabajos  más  laboriosos , como fueron, entre  otros – citamos  al mimo  autor , el puente  sobre el río  Genil, de Hormigón armado con luz de 22 metros , y el paso superior  sobre la  Estación de Andaluces , de 20 metros  de luz , y también construido  en hormigón. Tras  la Guerra  Civil los presupuestos  se habían disparado; Un millón de pesetas ! Pero no se demoraron  en demasía  las obras  hasta tal punto que  el Jefe de Estado Generalísimo  Franco, las recorrió terminadas, en abril de 1939, desde  la Carretera  de Armilla hasta  el puente  del Cristianos.  El Camino de Ronda  cumplió hasta  que la  especulación urbana de los años  60 y posteriores machacó este sector, con un papel absolutamente  claro, el de servir  de línea  de contacto entre la ciudad  y sus campos .Gracias  a él apenas  notábamos dónde  comenzaba la Naturaleza  y donde Granada ; la una  se confundían con la otra prácticamente  sin resistencia  ni oposición. Mas acabó por suceder  lo que no  se pudo  no se quiso o no se supo evitar, Fernando Fernádez Gutiérrez lo señalaba así. Como todo cinturón de circunvalación, comenzó a actuar  de segundo eje de desarrollo de la ciudad , generando  a ambos  márgenes  los establecimientos  y servicios propios  o derivados  de su especificidad circulatoria  de gran  tamaño . Así que las  ilusiones  puestas  en el papel de límite  que desempeñaba  el Camino de Ronda , defendiendo  la Vega  de la expansión urbana, se vinieron abajo estrepitosamente .El desarrollo urbano posterior aportillaba Julio Juste- pondría  en crisis la primera  concepción de tan  importante  arteria.. Hoy cada vez van siendo menos los granadinos  que recuerda, el  antiguo aspecto del viejo Camino de Ronda. Y para  las generaciones  actuales  tal imagen es absolutamente  desconocida. Por eso merece la pena  la fotografía  tan viva, que aparecen sentirse  las voces  de los jugadores  de las ingenuas lotería  que se montaba  en los márgenes ,permitir  contemplar el pasado ,quizá se haga  más  y más  profunda la necesidad de un proyecto de futuro  que no consista destrozos  irreparables  como pérdida  de este bello  y despejado escenario ciudadano.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes