Paisanos y seguidores

23 de febrero de 2014

baluartes de la Alhambra



La vista  en verdad  imponente  de los baluartes de la Alhambra , adquiere un sabor  romántico  de lo más  sugestivo  en esta espléndida  litografía . firmada  y fechada   por David Roberts  en  1837. Este  artista  dedicado  pintor  de paisajes  monumentos , tuvo  oportunidad de recoger  en  certeros  dibujos  y admirables  grabados ,pintorescos  aspectos  de una Granada  que iba a sufrir  muy pronto  un cambio  en verdad  doloroso, perdiendo  por una leyes  desamortizadoras  de conseguir  un clima de las mil noches ).Abajo , los cipreses  y el arrayán  y el recuerdo vago de misteriosas  albercachada  ejecución una muy  considerable proporción de su hasta  entonces  incalculable patrocinio  artístico , Como buen  fastuoso y meláncolico  recinto alhambreños .( Faltaban sólo alfombras  y pebeteros para  conseguir  un clima  de las mil y una   noches (.Abajo  los cipreses  y el arrayán  y el recuerdo   vago  de misteriosas  albercas para  el baño de las favoritas , abajo , en  patios , salones ,yesos  de colores  y fabulosos  mosaicos .Arriba , el telón  de fondo  de la nieve del Mulhacén  donde Roberts le aseguraron  que estaba  enterrado  el viejo  rey  de Granada .Qué más podía pedir  un artista  romántico?!Estaba  en una ciudad  hecha para él   Y Roberts se aplicó a reproducirla  e interpretarla , Venía  con el cerebro  saturado  de leyendas  y tradiciones  más o menos  absurda, pero  al contacto  con el intenso exotismo granadino  se produjo en el artista  una excitación fecunda de la que  fue fruto  una obra  bellísima , de enorme   valor  artistico  y testimonial.
El Arco  de las Orejas  , la iglesia  del Carmen, el Corral  del Carbón , la casa  Morisca  del Albaicín y-, sobre  todo la Alhambra  legendaria ruinosa  y solitarias ,la Alhambra  vacía  abandonada,  donde  los gitanos – escribió Foxá- encendía  hogueras  ahumados  los techos  de oro  del Salón  de  Embajadores , y estaba seca  la fuente , entre  pequeñas  naranjas  agrias , del Patio  de los Leones Desde la torre  Alhambreñas  de esta litografía  de David Roberts, otro gran paisaje  que tenía  antes  su vista con estas  encendidas  y apasionadas  palabras ; A la caída  de la Tarde . con el sol de soslayo, se producen  efectos inconcebibles , de topacios , de granate s un polvo de oro  recubre los interticios , y si, como  es frecuente , los labriegos queman los rastrojos  en la llanura  las nubes  de humo que suben lentamente  hasta  el cielo adquieren  reflejos  mágicos  con la luz  del sol poniente .A algunos podrá parecer fantástico y exagerado, pero ¿ qué autor  romántico no lo era.?

1 comentario:

Esteban alferez aguilera dijo...

Fue la época fe los viajeros románticos, encontraron una romántica Granada cuajada de rincones ríos y puentes digna de perpetuarla en sus dibujos lienzos y grabados. Me ha encantado. Gracias por compartir!!!

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes