Paisanos y seguidores

30 de enero de 2014

Hotel del Duque Granada





Hoy día ,en que cómodos accesos, hoteles de diversa categorías, edificios de apartamentos y una amplia dotación de medios mecánicos ,convierte nuestra Sierra Nevada en un lugar de importancia turística y deportiva incuestionable , resulta cuando menos curioso recordar- porque no ha pasado demasiado tiempo – la época en que este bellísimo paraje era poco menos que absolutamente desconocido. La ausencia de vías fáciles de comunicación contribuía a preservar la virginidad de esta macizo de montaña impresionante y soberbio en su casi continua soledad. Eran los tiempos en que subir a disfrutar de tan insólito escenario . abundante en lagunas y glaciares , en recientes y sonoros manantiales , así como en picachos simas y escampaduras increíbles estaba sólo al alcance de los de verdad intrépidos. Era necesario un fervor montañero a toda prueba – escribía entonces Moreno Casado-, capaz de despreciar todo género de riegos e incomodidades , para aventurarse por angosto senderos y atajos y aún, a veces, por verdaderos caminos de cabras , hasta alcanzar la región de la nieves perpetuas.

Por todo esto tiene especial mérito que el Duque de San Pedro de Galatino anticipádose en muchísimos años al auge de visitantes que nuestra Estación Invernal vive ahora –, decidiera construir el que sería primer hotel de Sierra Nevada , cuando ésta , a causa de lo precario de sus comunicaciones , puede decirse que no existía para generalizadad de la gentes. Es obvio que el ilustre personaje , tan bien estudiado por su biógrafo Antonio Corral lópez, fue un hombre con una gran intuicción de las enormes posibilidades que Granada ofrecía para el turismo, por eso creyó y estaba convencido de que sería un excelente negocio el tranvía a la Sierra y un hotel en ella.
Del célebre y recordado tranvía nos hemos ocupado ya con anterioridad. Las dos fotografías que ilustran esta pájinas nos permite conocer hoy una vista panorámica del hotel y el edificio de su capilla. Por cierto que el hotel se anunciaba como Sucursal del Alhambra Palace, también proyectado y construido por el Duque .En la revista Reflejos , se podía leer esta publicidad del recién inaugurado Hotel Sierra Nevada ; El mejor y de más admirable situación topográfica de Granada y único en su clase . A una altura de 1.500 metros .De primer orden Abierto todo el año Tranvía eléctrico de Granada a Sierra Nevada .,
Un paisaje de extraordinaria belleza había sido el elegido para el nuevo hotel, que pronto sería conocido popularmente como el hotel del Duque materialmente asentado entre un frondoso
andando los años, el edificio fue donado por su dueño al Arzobispado con destino a Seminario. Las dos añejas postales nos ofrecen la antigua visión del pintoresco y bello hospedaje, cuando la grandiosidad salvaje del agreste escenario natural empezaba a ser accesible a la curiosidad de las gentes .

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes