Paisanos y seguidores

30 de enero de 2014

en la Plaza de Bibataubin



La casa  que aquí vemos  recién construida , en la vieja  fotografía ,con toda seguridad la recordarán  lectores  de nuestro colecionable , puesto que su derribo tuvo lugar  hace  demasiado años . Precisemos  no obstante  que se encontraba en la Plaza  de Bibataubin, perpendicular al palacio de la Diputación y en  su soñar  se levantería  el edificio  actual, en cuyos  bajos  que dan  a la carrera se halla  el bar Sporting. En tiempos , estuvieron aquí las oficinas  de la S.A Cross, pero primeramente , la finca , tal como nos  la muestra  el añejo cliché, había sido  propiedad de la familia  Agrela.
Más  que las características ,por ideás  originales , de esta construción , obra  del arquitecto  Giménez Arévalo, mueven  al comentario , sus singulares  dimensiones , Melchor Fernández Almagro,que  conocio casa de la  alta burguesía  granadina  como  ésta  a comienzos  de siglo, las recordaba con habitaciones  a distinto nivel, salvado por escalones , cuando  no porescaleras .Al ilustre  escritor , entonces  un niño , le atraía  los cuartos  oscuros  desvanes  donde  se arrumaban  muebles  inválidos , las casa  que  ya no servía  para  nada .En estos  caserones  enormes , el espacio    se  distribuía  generalmente  así: en la planta  inferior , los locales  comerciales  o las oficinas  y despachos  que exigían las actividades  de los propietarios,  en el primer  piso ,las habitaciones  familiares  propiamente  dichas , en la segunda planta  solía  acomodarse la servidunbre- era  casa corrientes  entonces  los sirvientes  vinculados  en la familia después  de treinta , cuarenta o más años  en las distintas  faenas  domésticas –, la tercera planta , se reservaba casi siempre  a personas  de confianza en los negocios  de  los dueños . Aunque  tardaría  mucho  nuestra sociedad  en considerar el baño necesario  para la higienes  y el bienestar general, la mayoria  de estas fincas  ya  participaban de los  adelantos de la época y contaban  con inodoros casos, la suprema  comodidad del ascesnsor, Espacio indispensable en la planta baja en el dedicado  a las cocheras  de la casa . Faltaba poco que hicieran su aparición el automóvil, por lo que aún   circulaban coches  de caballos  a placer milores , berlinas ,faetones,landós,fueron célebres  en aquella Granada  de fines  del pasado  siglo y  comienzos  del  actual, los  lujosos  carruajes  del marquéz de Dílar,  de la familia  La Chica  y del marqué de Campo –Hermoso .La mayoría  de esta casas  tenían  varios  coches  de diversas categorías ,que  uasaban según el clima y según el propósito del  recorrido . No se sacaba el mismo  coche  para ir de paseo ,que para ir al teatro o hacer  una visita  de cumplido . Al atardecer , eso así, como era habitual venir a la Virgen  de las Angustias , los  alrededores  de la Carrera  donde  se alzaba el edificio de nuestra  fotografía , era  un vistoso  desfile de coches  tirados  por  brindosos troncos  de caballos .El airoso braceo de éstos , el primor  de sus arreos  , el brillo y la limpieza  de las maderas , el diligente  en sus  pescantes  componía  una estampa señorial  característica  de la ciudad.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes