Paisanos y seguidores

22 de marzo de 2010

lo que es del rio, el rio se lo lleva



Os cuento lo que decía la agüela, lo que es del rio, el rio se lo lleva, así pase toda la vida, pero cuando el rio dice aquí estoy, que se quiten todos los setos que se ponían antes junto al rio, para que no entrara el agua, pero os aseguro que antes se ponía álamos que era una cosa con que la gente se buscaba la vida es decir con las madera y había muchas alamedas, todas al lado de los ríos y la verdad que se ponían todos los que se podía y a cierto tiempo escoltaban y esto daba un buen dinero pues había gente que venia a comprar a La Peza los álamos.
Bien como he dicho, yo me acuerdo que mi agüela decía:" no sus paséis hacia el rio" pues a veces se pasaba y cuando venia la riada el agua buscaba su sitio, es decir que no respetaba nada se llevaba los álamos y todo lo que encontraba a su alrededor.

Así que como decía la agüela, lo que es del rio el rio se lo lleva y al agua hay que darle su espacio, para que no hagá daño.
Pues yo de chica me acuerdo que hacia muchos inviernos de mucha lluvia, pues el trigo se siembra a ultimos de octubre y noviembre y como se descuidaba no se podía de sembrar porque solo llovía.
Pues y a veces cuando estaba sembrado, no se podia ni echarle abono a la sementera porque decía que el agua se la llevaba, así que llovía con ganas.

También me acuerdo que por la calle del horno de La Peza, no se podía ni cruzar, de lo que bajaba de San Antón y por los ríos donde estaba la fuente del culo que hacia como una curva, pues sabía de llevar los animales de la sierra los arboles de todo.

Así que cuando Dios quiere, santos nó valen, pues el agua bienvenía sea siempre que no hagá daño.
¿Pero quien puede hacer algo? pues la aguela decía que el poder de Dios era muy grande y teníamos que decirle que se apiadé de todas sus criaturas y nos de su bendición.
También me acuerdo que las casa de La Peza de tanto llover caían goteras mas grandes, pues todas las habitaciones tenia algo para recoger el agua esa agua que caía del cielo, la agüela ponía un caldero limpio y donde no había nada de suciedad, pues el agua la guardaba en una garrafa y le servia para echar los garbanzos en remojo.
Era guena, porque los garbanzos salían tiernos y también usaba el agua de lluvia para lávarnos la cabeza. Ella decía que era agua pura.
Bien, el agua es un regalo del cielo, pues yo me acuerdo que antes todos los vecinos limpiaban los tejados. Era muy peligroso porque estos crían una hierba que se llamaba uña de gato y cuando crecía y llovia no dejaba de pasar el agua y era cuando se hacia la gotera, pues a veces de tanto llover se decia:"se estan escabezando las vigas de tal casa..." Entoces habia que apuntalar para que no cayera

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes