Paisanos y seguidores

25 de agosto de 2011

Melocoton por las orejas



Os cuento como antes la verdad que no había tanta cosa como ahora, pues el otro dia hablando con una señora de Almería, buena mujer de mi edad, pues esta dice que en su casa tenian tienda y era cuando los plátanos los traían de en unas panojas muy grandes, esta se colgaban del techo y parecía que estaba allí el arbol en lo arto del mostrador ,

pues esta chica me decía que solo miraba al techo, porque para comerse un plátanos tenia que estar mala, así que a mi me dejo, que pensé esta estaba peor que yo, porque como yo no conocía , pero ella que los tenia de lámpara y tenia que ponerse mala para comerse un plátano,

bien pues os cuento yo como he dicho, en el trabajo nos trasladaban, a todas sitios, todos muy bonitos, pues yo, a Almería le tengo mucho cariño.

Pues cuando ya estaba la cosa mejorcilla, pues siempre me iba a casa de mi tita Accesión que esta es de La Peza , pero se caso con un hombre de Ogigas y estos se fueron Almería.

Mis primos eran mas pequeños que yo, y yo siempre que iba le llevaba una lata de melocotón de estas de a kilo, pero la verdad que esto estaba tan bueno que después de la comida siempre salía a poco, pero un al verlo chupar le digo José Antonio, que este era un niño muy bueno y todavia lo es, le dije : "cuando venga otra vez, te voy a traer una lata de las grandes y vas a estar comiendo malacatones hasta que te salga por las orejas "

La verdad que lo prometido es deuda, asi que la proxima vez que fui, lleve una lata grande de malacatones en almibar y esta la echamos en una fuente, de estas de porcelana , y todos con las cucharas, a una.

Pero la verdad que el niño, no podía mas, y este solo miraba los que quedaban, pero yo que lo vidé, pense: "este se pone malo de una tripotera,

Pues cogí un trozo, de melocotón, y me acerque a el , y dije
José Antonio ya no puedes comer mas, que te salen por las orejas ,
y este de seguida solto la cuchara
y dice prima es verdad , no puedo mas ,
así que por una vez se harto de melocotón en almíbar

un beso a toda Almería que yo me siento muy a gusto con su gente ,
Maria



1 comentario:

ecos de ubeda dijo...

bonito relato y encima cierto antes eran fuentes y platitos pequeños para los demas y en la fuente tu lo has dicho de porcelana o de barro se echaba una fritada una ensalada etc ya el caliente era otra cosa y en cortijos asi seria todos de esos lebrillos mira ahora no se pero haber si pones algo de reposteria de lebrillo asi iban las mujeres a los hornos eso la que tuviera y hacian cosas a veces se repartian entre varias elpan de aceite y claro esta su aceite harina etc salia mas comodo

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes