Paisanos y seguidores

21 de febrero de 2011

Cuarterones colmado y raidos



Os cuento antes como he dicho no havía tantas basculas, ni tantos metros como ahora pues antes, cuando havía que medir algo se hacia con unas vasijas que se se le llamaba, si era liquido, pues era como un recipiente de lata que se le llamaba litro, medio litro, cuarto litro o cuarterón, eso era cuando es el aceite, pues las semillas se median como si fuera unos dados pero en grande, pero hueco.

Esto era lo que servía por lo que se pesaba, pues yo me acuerdo, que una fanega de trigo era cuarenta y cuatro quilos, esto era cuatro cuartillas que tenian 11 quilos.
Según como se midiera, a veces, te decían como la quieres colmada o raída.
Si era cornada era todo llena y sierra raída havía un palo, lo mismo que se hacen las pizas para aplástarlas, pues pasaba este palo, y quedaba raída.
Lo mismo con era el es decir la fanega tiene cuatro cuartillas , así que primero esta la cuartilla, el celemin y el cuartillo que era el mas pequeño.
El cuartillo era mas o menos un quilo así que eso eran , las medidas que teníamos antes, pues yo recuerdo que havía una bascula en la tahona de Barrios y cada vez que íbamos por pan todos queríamos pesarnos.
A vecés esta estaba ocupada y la verdad que no se tenia esa obsesión por el peso que tenemos ahora por los quilos que tenemos, pues antes era difícil de pesarnos.
Pues yo recuerdo a vecés cuando se vendían los marranos, para esto cogían una romana de esas que no todo el mundo tenia, pero como buenos amigos y vecinos, todo se compartía, es decir que te la prestaban.
Tambien cuando venia los marchantes para pesar el ganado, tu decías: " pesarme".

Pues cogía un palo grande entre dos personas y otro con la romana iba dándole a la rallas de esta.
Pues a vecés decían tienes que que dale que no se atranque, pues era una cosa muy graciosa
, la cosa es que hasta el hombre que traía el pescado, también traía su romana pequeña
Las naranjas las vendían por cientos y las uvas por cajas de veinticinco quilos, asi que todos estábamos arreglados. La cosa era que a vecés cuando se hacia un trato solo con cruzar la mano ya era todo, es decir era mas que lo escrito, la palabra era todo, eso quería decir formalidad


1 comentario:

MTeresa dijo...

Como dice la copla
"las cosas cambián que es una
barbaridad"
Yo también recuerdo el pesaje antiguo, mis abuelos eran agricultores y en su casa se vendía la cosecha del tiempo,
y recuerdo nítidamente la balanza,
los platillos dorados, las pesas
que iban inclinando el fiel...
uy qué niña que era yo.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes