Paisanos y seguidores

22 de diciembre de 2009

Gañes tocaba la mandurria por las calles de La Peza



Os cuento la navidad cuando yo era chica, no se que era, pero yo me recuerdo que en los dias de navidad recorrian las calles con un burro y un seron y la gente daba lo que tenia como un aguilando.
Pues era bonito y no se para quien era el aguilando, lo que yo me recuerdo es que paseaban las calles del pueblo y a la vez ivan unos señores que tocaban la mandurria y las guitarras. Era un señor que se llamaba
Gañes.
Pues la gente a veces decía:” "
ya estan aqui".

Pues como habia tanta miserias pues a veces las vecinas cerraban las puertas para no dar, pues me acuerdo que ellos cantaban una cancion que decia asin:

A las animas benditas,
no se le cierra la puerta,
que con un perdon de Dios
ellas se van tan contentas

La verdad es que todo el pueblo colaboraba, pues a veces havia casas que la gente sacaba una botella de
aguardiente de Diezma y un plato de roscos para conviarlos.
Era muy hermoso la fe tan grande que se tenia la navidad, pues estos señores que tocaban, lo hacia muy bien, parecia que havia estudiado en un conservatorio de lo bien que tocaban, pues la gente se quedaban emocionados.

Bien pues yo me acuerdo que en las pascuas como se decian los niños, te decia los mayores: “
Ven que te voy a dar el aguilando”. Era gracioso como se pasaba a por el, pues otra cancion que se decia en La Peza era asin:

El aguilando real son tres libras de tocino
un cuarto de longaniza y arroba y media de vino
aquiriqui aquiriquicuado de aquí no me voy sin a el aguilando

Bedito sea la pascuas, que todos los años viene
se come y no se trabaja y algun vinillo se bebe


Era muy hermoso pues en todas las casa havia que comer, esos dias havia matanza y una canasta de nocheguenos, pues estabas sentado en la lumbre y
mirabas para el techo donde estaban las mocillas y los chorizos colgados y una guena lumbre… eras el mas afortunado de la tierra cantado villancicos, eramos muy felices, asi que felicidades a todos en navidad y a conservar los recuerdos.
Los mantecados no existían.
Mas tarde hacian unos mantecados que estaba mas duros que el cemento, pero guenos de verdad.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes