Paisanos y seguidores

16 de diciembre de 2009

El tio del butano y el cura de Diezma



Os cuento como he dicho, antes no habia tantos coches como ahora, solo habia burros y los mas agraciados tenian caballos.
Pues cuando venian los mozuelos a ver la novia y traian un caballo, ese era rico.
Pues la verdad que para mi, eso no era riqueza, segun se vive hoy, pues antes los ricos vivian peor que nosotros ahora, porque solo tenian que comer, que eso era una loteria, pero de caprichos nada.

Pues os cuento, habia miseria con gana, a mi, como he dicho no he pasado hambre, pero necesidades si, como todos, pues a mi me cuenta mi esposo, que él si que paso hambre, pues nacio en la guerra y dice que solo habia miseria. Bien, pues dice que la miseria duro unos cuantos años después, pues cuenta que el vivia en el Tocon de Quentar y solo lo que daba el campo, con el ganado, pues dice que tenia una burra y que iva al monte a hacer leña y cuando la tenia preparada, cargaba la leña y a venderla a todos los pueblos de alrededor.
Pues cuenta que la gente, como ahora cuando viene el tio del butano, dando vuelta por todas las calles, pues dice que a veces la vendia ligero, pero otros dias dice que dando vueltas por el pueblo, por todas las calles y nadien queria la leña, o mejor dicho, nadien tenia dinero para comprarla.
Pues dice que un dia fue a Diezma y otro a Darro, pues imaginaros el burro cargado por esos caminos de Dios, desde el Tocon de Quentar a la Fuente de la Gitana, hasta el rio Fardes, despues La Majara y despues los Llanos de Matriqueria, hasta llegar a los pueblos, pues bien dice, que un dia fue a Diezma y estuvo casi todo el dia paseando con la carga y nada. Tenia que regresar, pues dice que se le comio la merienda que llevaba en la talega y que nadien queria la leña y ¿sabeis que hizo?. Fue a la iglesia y se la regalo al cura y se fue al pueblo.
Asi que habia miseria con ganas asi que se decia asi: “ achavo esta la vaca, no achavo, no hay vaca”.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes