Paisanos y seguidores

30 de marzo de 2009

Llego la Cocacola

Os cuento cuando yo era chica, no habia ni Fanta, ni zumos, ni Cocacola, ni yogures. Era la verdad, pues yo, lo que me acuerdo era de los calostros que estaban de guenos.
Pues yo no se si es que escaseaban las cucharas porque se comian a medias compartiendo la cuchara, pues cuando me tocaba a mi el turno, no se que era, pero parecia que tenia el gaznate como los pavos, me tragaba dos cucharas mientras mi hermano una.
La cosa era de risa, pues la aguela me decia:" Maria, tienes el ojo mas grande que la tripa".
Pero yo era feliz con todo y daba gloria vernos.
No se que era, pero habia unos sobres que se echaban en un vaso de agua y habia que beberlo corriendo por que se derramaba, eso era los refrescos.
Despues vino la Casera, que bien pero como decian en Lapeza:" achavo esta la vaca, no hay chavo, no hay vaca".
Pues yo me acuerdo que antes por tener niños te daban un suxilio, pues ese dia comprabamos una casera para todos, parecia que eran las fiestas, todos estabamos, felices junto a la casera.
Asi todo fue prosperando y llego la Coca cola. Yo ya estaba grande y decian que servia para subir la tensión. Pues a un familiar se la traian de Grana y se la guardaban para que se la bebiera poco a poco.
Pues yo decia:" vaya suerte que tiene", pues a mi me hubiera gustado estar mala solo por beber la Cocacola.
Bien pues ya la cosa estaba mejor y cuando mis niños estaban chicos comprabamos una Cocacola de esas grandes, pues como estaba tan guena fresquita, si te escuidabas no la catabas.
Pues yo digo una dia: "aqui cada uno su vaso, asi el que lo beba antes ya no puede repetir, asi que a beber como los señoricos, a poco a poco"

Y cuando los yogures, vendian unas yogurteras en la que se echaba un yogur en un litro de leche, se enchufaba a la luz y al otro dia, habia ya yogur para todos. Pues ya empezamos a comer yogur con avidacia

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes