Paisanos y seguidores

2 de marzo de 2009

dame gordura y te dare hermosura


Bueno os cuento que cuando nacio mi niño el pezeño, pues como he dicho era un poquito feo y muy seco, pues la verdad que yo queria mejorarlo, por lo menos ponerlo gordo porque lo de guapo estaba harto difícil, pues como decian en Lapeza:”dame gordura y te dare hermosura”, pues yo me acuerdo que decia la aguela:” a este niño hace farta que les des unos ponches porque esta creciendo y tiene que estar alimentado”.

Pues os cuento como era los ponches, era un huevo con azucar y una copa de aguardiente y se batia bien con un tenedor, despues el vaso se llenaba de leche y a beberlo.

Eso estaba de malo, pues a poco a poco se lo bebia y parece que hacia efecto, pues es que en aquellos tiempos a nada se le ponia mala cara.



3 comentarios:

Paco Bailac dijo...

Pues vaya con el ponche de los niños.
Un saludo


pacobailacoach.blogspot.com

SALVADOR dijo...

Pondríamos decir un ponche "peceño", pues como su gente "en aquellos tiempos a nada se ponía mala cara." SAVORI2

Anónimo dijo...

muy positivo el ponche "peceño",ya que, en aquellos tiempos, como ahora ,a nada se ponía mala cara.
Salvori2

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes