Paisanos y seguidores

16 de abril de 2012

Copla




Me lo dijeron mil veces pero nunca quise poner atención cuando llegaron los llantos. Ya estabas muy dentro de mi corazón te esperaba hasta muy tarde ningún reproche te hacia lo más que te preguntaba era que que si me quería
y bajo tus besos en la madrugada sin tu notaras la cruz de mi angustia solía cantar ,te quiero más que a mis ojos te quiero más que a mi vida más que al aire que respiro y más que a la madre mía.
Que se me pare los pulso si te dejo de querer que las campanas me doblen si te falto alguna vez
Eres mi vida y mi muerte te lo juro compañero no debía de querete
no debía de querete y sin enmbargo te quiero vives con unas y otras y no se te importa de mi soledad sabes que tienes un hijo y ni el apellido de bienes adar yorando junto a la cuna me dan las craras del día mi niño no tiene padre que pena de suerte mía y bajo tu beso en la madrugada sin que tu notaras la cruz de mi angustia solía cantar
Eres mi vida y mi muerte te lo juro compañero no debía de quererte y sin embargo te quiero.

1 comentario:

Toni Barnils dijo...

Bueno, un ejemplo de amor entregado a sabiendas de no ser correspondido. Un placer leerlo tal como lo versas.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes