Paisanos y seguidores

2 de abril de 2010

Los tazones de leche de La Peza



Os cuento cuando yo era chica no habia tanta leches, ni tantos yogures, ni tantos zumos, pues la verdad que solo teníamos la leche de la cabra.

Pues por la mañana cuando te levantabas, se ordeñaba la cabra. Se cocía la leche en un cazo de esos dorados, que tenias que fregarlo bien, porque si no, se criaba una cosa, que era como un veneno verde.

Bien pues por la mañana se cocía la leche en el cazo y decia la ágüela que la leche havía que hervirla tres veces para que no tuviera nada malo. Pues a mi mecía mucha ilusión cuando se cocía y con una cuchara comerme la espuma y la nata que quedaba encima de la leche.

Bien pues os cuento que ahora tenemos leches de todas las clases, pero antes solo teniamos la leche de la cabra de casa y por la mañana, cuando ya estaba cocida, se echaba una pastilla de sacarina o media, porque eso endulzaba mucho, despues se cogía el pan y se echaban sopas y todos junto al cazo. Y cucharada va y cucharada viene, hasta que se terminaba.

Pues éramos mas felices solo con eso,.
Pues pasados unos años, ya a veces te ponías la leche en un tazón, pero la verdad es que empezabas a echar sopas de pan y la leche se perdía en el tazón, era bonito como se tragaba la leche como fuera, pero la verdad es que yo lo recuerdo con mucha alegría, lo feliz que éramos y ahora con tantas leches de calcio y de todas clases, tenemos los huesos como una carraca.

Pues yo os aconsejo a todos que no pongais falta a nada, porque la salud es lo mas grande que tenemos y gracias a Dios, yo cuando estaba chica no havia ni pastillas de aspirina , así que hay que comer sano,


No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes