Paisanos y seguidores

23 de enero de 2010

El alamo mas grande de La Peza



Os cuento habia una vez una familia en un pueblo que eran pobres y la verdad este era un matrimonio con dos hijos y la verdad que estaban pobres y el padre de los niños se puso malo, pues como eran tan pobres que cuando llovia este venia del campo y venia mojado porque havia llobido y como tenian tan poquita ropa para cambiarse, pues solo se calentaba en la lumbre y asi se secaban
Bien, pues a veces si havia poca lumbre se acostaban mojados, pues bien este pobre hombre que era muy gueno, pues una de las veces que vino mojado se resfrio y le dio pulmonia y la verdad que se puso muy malo, con una fiebre muy grandes y estaba en la cama, pobrecito, pero la madre que era una mujer muy valiente y muy decidida al ver que los niños tenian frio y no tenia leña para la candela pues no lo penso y dijo que hago para que mis niños se caliente, pues sabeis que hizo?.
Ella tenia una prima que el marido cortaba maderas del monte y las sacaba por todos los sitios, hasta la carretera para cargarla en los camiones y llevarla afuera del pueblo, pues la madre de los niños fue a casa de la prima, que este tenia una sierra de esas de cortar madera y se fue a una finca suya, que estaba junto al pueblo y donde tenian alamos muy viejos, es decir muy grandes y la madre fue muy atrevida y se puso a cortar el alamo con mucho peligro para ella y la gente que pasaba le decia a la madre estas loca tu sabes que peligro tiene esto.
Pues ella decia, si, pero mis niños se me yelan con el nevazo
Entonces no se como, pero el alamo callo junto al rio de la otra finca, pues fue un milagro que no pasara nada ni a ella ni a nadien, pero la pobre mujer hizo el alamo leña y se calentaron los niños y su marido y al final, colorin colorado este cuento se ha acabado y como dicen esta familia comieron perdices y fueron muy felices con lo poquito que tenian.
Pues este cuento fue real como la vida misma, asi que hay que estar agradecidos a todo lo que se tiene en la vida, con solo tener salud y pan hay que estar alegres.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes