Paisanos y seguidores

5 de julio de 2010

zapatos gorila



Bien no se cuando, ya la cosa estaba mejor y cuando yo tuve a mis niños había unos zapatos que se llamaban gorilas y esto te duraban todo el año y traían una pelota que no veas lo bien que se lo pasaban los niños.
Los zapatos eran muy buenos por lo memos te duraban. A veces los comprabas un par de números mas grandes por si el niño crecía. Eramos muy precavidos, siempre pensado que nos duraran. Pues a veces tenias que meterle un trozo de algodón para rellenar el zapato y con los vestidos lo mismo. Cuando los cosías te decían: “
echarle bastantes costuras por si hay que sacarle” y con el falso lo mismo.

La cosa es que se te rompía y no daba tiempo sácale las costuras. Bien antes la verdad que era pura miseria lo que había.

Solo tenias unos zapatos o ningunos, pues yo recuerdo que los mayores tenian como unas albarcas, que esto era como las ruedas de los coches en pequeño, pero estas las cosían como unas sandalias por encima, le ponías como una piel con un plastico muy duro y con una una lezna y una abuja y así se hacian los zapatos para el campo
Pues de los calcetines que queréis que sus diga. Había pocos y siempre estaba el tabaque de la costura lleno de ellos, pero rotos.

Pues yo me acuerdo que havía como unos trozos de trapos, que a estos le llamaban peales, que se lisban en los pies para protégelos. Pues a veces se mojaban y sabéis que hacian, pues los colgaban de las estreves en la lumbre, para que al otro día estuvieran secos, para ponérselos.
Así que eso eran los calcetines, pues como yo digo, hay que estar agradecido a la vida que tenemos. Tenemos vestídos, cada día uno, zapatos lo mismo y que comer también.

Pues pedirle a Diós salud y que nos deje como estamos y mejor lo que Dios quiera y como decía la ágüela:”el que bien esta y mal escoge, por muy bien que le valla que no se enoje

Busca en la calle y ver lo que te encuentra y dices en mi casa yo tengo lo mejor del mundo así que saber valorar las cosas y mirar por todo lo que se tiene, que no se da uno cuenta hasta que lo pierde. Así que disfrutar y que no vegan mas miserias, que son muy feas

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes