Paisanos y seguidores

9 de mayo de 2010

La vecina de los huevos de oro




Bien pues lo que decía la agüela que donde no había harina era todo mojina, pues dice que había una vecina que tenia muchos hijos, la verdad que esto era cierto porque en cada familia habiamos unos cuantos, bien pues esta familia decia la pobre mujer al marido:
”ve al corral, a ve si han puesto las gallinas algún huevo”.
Pues este hombre iba y decía: " solo hay poquitos, pero puedes poner la salten y empieza a freirlos ·
Pues el hombre era muy gracioso, o muy listo, no se que era, la cosa es que solo oler los huevos fritos, le daba mareo y decía la pobre mujer a los niños:" no sus atrevais ni a mojar una sopa, que esto es para tu padre que le ha dado el mareo".

La cosa es que los niños, cómos los pájaros con la boca abierta, mientras este buen hombre se recuperaba del mareo.
Yo creo que era verdad que se mareaba, porque ya estaban los tiempos un poco mejor y a mi esposo lo operaron y la verdad, cuando uno se opera, era lo mismo que cuando se paria, había que cuidar bien al enfermo.
Pues ya era cuando empezaron los filetes de ternera y junto a mi casa había una tienda y esta mujer decía:" he traído una ternera de ochenta quilos".

La verdad que con esfuerzos y para que se recuperara solo compraba un filetillo para mi marido que estaba operado y solo se compraba uno, pero mi niña que es muy lista me dice:”valla si tu quieres a papa,
Pues ella todavia se recuerda de cuando solo comprábamos el filete para papa.

Así que la verdad yo me siento identificada con lo que decia la vecina de los huevos, la cosa es que la vida se repite.

Pues hoy gracias a Diós, hoy tenemos de todo y lo que yo digo: Hay que estar agradecido a la vida solo por tener salud y hay que dar gracia a Diós por todo lo que hemos vivido y por todo cuanto nos ha dado pues como decías cada etapa de la vida tiene una virtud asi que a ser felices.
Maria

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes