Paisanos y seguidores

26 de agosto de 2009

En Granada los maestros se morian de hambre y los poetas de pena.


Antes las niñas de Lapeza, ni estudios ni nada, solo te ponias grande y a esperar que te saliera novio, porque segun decian que la que no era de quince, no era de veinte.

La cosa es que enseñaban a las chicas, solo a hacer la comida y a remendar.
Y sino te salia novio, mal asunto, porque te quedabas para vestir santos.

La verdad es que era de pena, no se por que nosotros y nuestros antepasados teniamos esa poca cultura, tampoca que la abuela contaba que eso era, porque
en Granada los maestros se morian de hambre y los poetas de pena.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes