Paisanos y seguidores

27 de junio de 2009

El hueso de la aceituna



Una cancion que se cantaba cuando yo estaba chica, pues era que los pobres pedian casa por casa en Lapeza y se decia asi:
” me da una limosnita por Dios”.

Pues asi recorrian casi todo el pueblo, pues el que no tenia nada que dar le decía:
“ perdone uzte por Dios”

Pues el pobre decia asi:
“del gueso de una aceituna,
me da usted el hueso pelado.
Una limosna por Dios
que venimos esmallados”

1 comentario:

Peregrina dijo...

¡María!
¡Que deliciosas olivas has puesto! Me hiciste recordar cuando vivía en Fara Sabina (Italia) y poníamos en salmuera las olivas negras que recolectábamos de nuestro campo.
Evviva, evviva l'olio d'uliva!!
Saludos, Peregrina.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes