Paisanos y seguidores

10 de marzo de 2013

Histeria y pequeña Historia


Érase una vez una  hada Madrina llamada Señora Histeria. Vivía en  una casita, en un bosque  encantado, con su Hada Ahijada, que se llamaba pequeña  Histeria. Los lunes ,miércoles y viernes, estaba de Servicio Deseo,
Recibía muchas llamadas de la Tierra, de personas  que de verdad, de  verdad, de verdad, necesitaban que su deseo se cumpliera.
Entonces cogia  su bolso, sacaba la varita del armario, subía  en  su bicicleta dorada y pedaleaba por las nubes,
Los martes  y jueves ( y, por supuesto, los sábados  y domingos  y festivos), se quedaba en casa  con pequeña Histeria.
Los días que la  Señora Histeria salia a trabajar, la Señora Mac, una vecina venía volando a hacia el canguro.
Pero la señora Histeria estaba siempre ocupada con con  deseos Lejanos  y no tenía tiempo para  Deseos  Caseros
Pequeña  Histeria no era en realdad tan pequeña,Podía  cuidar bien de sus cosas de mil temas distintos, y hasta  podía realizar algún hechizo, y no necesitaba a una canguro para nada, Muchas gracias. Y claro , pequeña Histeria, le había prometido a su mamá que no haría ninguna tonteria cuando ella estuviera fuera y la cuidara la señora Mac, especialmente
La señora Mac se quedaba dormida... mientras leia el periodico. Y  así
. un lunes por la tarde a las seis y media la señora Histeria volvió a casa, agotada tras un largo día de hacer el bien y con ganas de tomarse una taza de té y una galleta de chocolate, Abrío la puerta   Y se llevó una  buena sorpresa, al ver un enorme sapo rosa dormido en el sofá  Fue a la cocina, cogió la tetera y abrió el grifo. Y salieron azules espaguetis
Abrió la nevera. dentro Había  veinticuatro mirlos cantado, Abrió la caja  de galletas , había una araña verde con sombrero  de copa << Histeria grito >>!Ven aquí!
! Ahora Mismo!<<
Histeria salió del armario donde estaba escondida,
<< ¿ Quién ha hecho esto ?<< , le preguntó. señalando la silla  pagada al techo.
<< Tiene que  haber sido la Otra Histeria<<, dijo Histeria, haciendose la innocente,
<<¿ y quién he hecho esto?<<, preguntó la señora histeria, señalando la Jirafa azul de la  lavadora,
<
<< Tienes que  haber sido la otra  Histeria,<< << ¿ Y la sartén en una hortensia?><
En aquel momento se oyó in estrépito terrible en la escalera y apareció un dragoncito, Resopló y le salieron  de la nariz una chispitas rojas, Se acercó a la Señora Histeria y le lamió las manos
Se tumbó panza arriba, para que le acariciaran, Y sabía jugar precisamente  a todos los juegos   adecuados
<<¡ Suspongo que la Otra Histeria lo saco del frasco de champú por arte  de magia?<<, preguntó la Señora Histeria <
Histeria dejó de mover afirmativamente  la cabeza, Y las dos  miraron al gran sapo rosa, que seguía durmiendo en  el sofá, roncando, con el periódico en cima de la barriga.

1 comentario:

GARDENIA dijo...

Los niños son peligrosos, jajaj
Beso

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes