Paisanos y seguidores

12 de enero de 2011

El tragon que se comia la olla


Pues yo recuerdo que mis hermanos, a los pequeños les regalaron un abrigo de esos que daban como y cuando se lo ponían parecían princesas. Eramos felices con todo y ahora no sabes que abrigo quieren los niños, porque a todo le ponen falta, pues la verdad que hay que estar agradecidos a todo, porque antes ni paguitas, ni melecinas , el que no venia derecho, este lo palmaba, y listo,
Bien pues la abuela contaba, que un hombre que era muy tragón y este se comía la olla, para acostase y esta noche, al pobre hombre se le ocurrio lavarse los pies y la palmo.
Asi, que hasta eso era delicado, teníamos hasta costras de mugre, pero la mar de contentos

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes