Paisanos y seguidores

2 de julio de 2015

El duro que no se perdio en La Peza

La verdad que antes no teníamos ni una perrilla, ni una gorda, es decir ni una peseta, que es cuatro reales,
pues la verdad que le debiamos importancia,
pues de niña mi calle, como todas las calles del pueblo, estaban todas de piedras y la verdad que para pasar por ellas había que tener unas buenas albarcas, bien,
pues recuerdo que a la madre de una de mis vecinas se le perdió un duro, que eran cinco pesetas, pues esta buena mujer como todo el pueblo, con el candil estábamos buscando por toda la calle, pero el duro jamás lo vio.
y alguno piensa que ni lo perdio.
Pero la verdad que la ilusión de todo los niños madrugamos para ver quien se encontraba el dinero, ya que por la noche con el candil.
No pareció así que hoy las calles están arregladas gracias a Dios

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes