Paisanos y seguidores

30 de julio de 2014

Casa de la Mariana Pineda de Granada



Una  de las nobles  y bellas fachadas  de la carrera del Darro , la calle de más carácter  entre las que  se conservan de la ciudad antigua. En tiempos musulmanes , la calle no había  existido como tal limitándose a una  simple muralla que contorneaba la vertiente arenosa  de río. Lo cristianos explanaron el lugar escribe Mariano Antequera –y, construyeron  en él iglesias, conventos  y mansiones  señoriales, de lo que algo ha llegado hasta  nosotros.
por  ejemplo, la noble casona  de la Fotografía .Con fachada del siglo XVI, restaurada  posteriormente , en piedra  de Sierra  Elvira, manierista, con  pilastras  laterales  toscanas , arco de medio  punto con  un frontón  partido  en dos volutas  que abrazan la reja  de la ventana central y culminan en pirámides .De hierros embellecidos  para las casas granadinas,  tenemos  delante  notables  ejemplos  en las buenas rejas  de estilo plateresco de la finca. El alero posee. modillones  cerámicos . En la fachada  de ladrillo visto  ponen una  nota  singular  las zonas  cubiertas  de esgrafiado al  estuco. En el patio de esta casa  de la Carrera  del Darro existe  uno de los mejores  pilares  granadinos , con  riquísima composición, trazado  y muy  buenos elementos  escultóricos  de la escuela  de Diego de Siloé, que  algunos incluso atribuyen al propio gran acquitecto de nuestra  Catedral. Como  todas las viejas  casas , ésta tiene su historia  y su anécdota. Porque  en ella  nación y vivió su juventud Mariana Pineda El día  primero  de septiembre  de 1804 vendrían al mundo entre  estos  muros  la que sería  musa eterna  de la  lucha por la libertad  en nuestro país . Era hija  de doña María  de los Dolores  Muñoz y bueno y de don Mariano de Pineda y Ramirez, alto oficial de la Mariana Real en situación de retirado y entroncado con noble familia. Al día  siguiente , la recién nacida  sería  bautizada en la proxima iglesia  de Santa Ana. Ofició la ceremonia  el Muy Rvdo. Fraiy Juan  María Hinojosa , lector de Teología  y Calificador de Santo  Oficio, del Convento de San Francisco , Casa  grande  de esta ciudad , anota Antonia  Rodrigo en su  biografía .El  destino tenía  reservado  a este  religioso otro papel muy  distinto en la vida  de aquella niña . Veintisiete  años  después  le proporcionaría  últimos auxilios  espirituales  la víspera de su ejecución.. La Carrera  del Darro, a comienzos  del siglo XIX, era  un lugar  de bastante  movimiento ciudadano a determinadas horas  Allí residían desde  mucho tiempo antes  buen número  de las familias  de más alta posición, nobles, altos cargos públicos , la clase  superior , en difinitiva , de una  ciudad  que abordaba  el siglo XIX tan  padecida  de penurias y  epidemias , que había  disminuido sensiblemente  su población en pocos  años .En  aquella  Granada  y en esta  casa  nacía  Mariana Pineda, cuya vida  y sacrificio se convertiría  en símbolo, teatro y canción popular

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes