Paisanos y seguidores

6 de julio de 2011

SALVE, MADRE




Salve, Madre!
En la tierra de mis amores
te saludan los cantos que alza el amor.
¡Reina de nuestras almas, flor de las flores!
muestra aquí de tu gloria los resplandores;
que en el cielo tan sólo te aman mejor.

Virgen santa, Virgen pura,
vida, esperanza y dulzura
del alma que en ti confía.
Madre de Dios, Madre mía.

Mientras mi vida alentare,
todo mi amor para ti;
y aunque tu amor me olvidare,
Virgen santa, Madre mía,
aunque tu amor me olvidare,
tú no te olvides de mí

3 comentarios:

Ivette Durán Calderón dijo...

Magnífico aporte.
Me encantó,
Un abrazo.

MariluzGH dijo...

Hoy me ha hecho bien tu canto-oración a nuestra Madre del cielo, ¡gracias!

un beso

Carla dijo...

Un bello canto a la madre más grande, tus versos son como sonetos cálidos.

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes