Paisanos y seguidores

26 de octubre de 2014

hospicio y asilo para viejos




Os cuento lo que decía la abuela, que  los viejos que dan  la herencia antes de la muerte merecen que le den con una porra en la frente, porque ella decía que cuando se ponían viejos eran peor que los niños, porque los niños todo lo que hacían eran gracias pero los viejos todo lo contrario.
Así que ella lo decía, no deis nada que así te buscan a un quesera para que les des un trocito tierra, para que ponga la hortaliza, pero mientras tu te manejes tu eres la dueña.
Pues contaba que antes no havia tantas residencias como hoy hay, sólo era una cosa que se llamaba hospicio. No se que era, ella decía que habia un padre que sólo tenía un hijo y cuando se puso viejo lo cargo al hombro porque antes no habia tantos coches y lo llevo al asilo y dice que iba descansando por el camino y paro junto a unas piedras y allí estuvieron un ratico pensando, pero al final lo llevo al asilo
bien pues como la vida sigue y el también se puso viejo y lo mismo  cuando se hizo viejo pues el hijo pensó, yo quiero mucho a mi padre, pero  ya esta viejo. Bien decía que cogió a su padre lo mismo, lo mismo que su padre cogió al suyo, para el asilo , pero por el camino descansó en la mismas piedras que su padre y pensó un momento esto se termina  ahora mismo esta herencia yo la corto, porque mi padre  llevo a su padre y yo voy por el mismo camino, así que esto se termina.  un beso a todos los mayores.

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes