Paisanos y seguidores

30 de noviembre de 2014

LA Almudena


CELEBRAMOS  HOY LA SOLEMNIDAD DE LA PATRONA DE LA iglesia DIOCESANA DE Madrid.
Nuestra  SEÑORA  DE LA Almudena. Esta advocación nos remonta  a los orígenes  de  la cristianización de Madrid antes del tiempo en que  la imagen estuvo oculta en la muralla de la almudaina Y NOS REMITE A LA VIVENCIA DE FE CATÓLICA EN LOS CRISTIANOS MADRILEÑOS DESDE AQUEL RECUENTRO AL DERRUMBARSE EL MURO, LA FE EN CRISTO QUE TIENE POR REFERENCIA INSUSTITUIBLE A LA vIRGEN mARÍA, QUE SOSTIENE A SU hijo Y NOS LO PRESENTA EN SUS BRAZOS
Los Padres de la IGLESIA  RECONECEN A santa María  como la mujer  nueva Eva asoada e inserta desde el primer momento a la historia de la Salvación por su aceptación de la voluntad de Dios   para ser la Madre del Salvador, Jesucristo, el único Redentor del mundo, también EN NUESTRO TIEMPO EL  Concilio Vaticanoii nos ha propuesto a Santa María como imagen, tipo y modelo de la Iglesia. Así, pues santa María es la imagen de la mujer nueva en la historia de la Salvación, también para este tiempo, justamente en el comienzo de una etapa nueva en la historia. Bien podemos exclamar.TU eres el orgullo de  nuestra raza.
La Virgen María junto a la cruz nos enseña a ser fieles. Con Ella estaba el discipulo fiel y las mujeres fieles que no huyeron ni se acobardaron y nos fue dada como Madre desde  la cruz permaneció fiel durante toda  su vida al plan de vDios, desde  la Anunciación y la Encarnación del Verbo hasta el Calvario. La fidelidad de María a Dios es columna de  fidelidad paea la Iglesia los que permanecieron   fieles en esta iglesia en Madrid en el primer milenio guardaron su fidelidad invocando a la Santísima Virgen María y en el segundo ya con la advocación de nuestra Señora de la Almudena . San Isidro, y su esposa Santa Maria de la  Cabeza, aprendieron a orar  y a trabajar, a ser cristianos en el correr ordinario de los días y en la entrega matrimonial y familiar de la caridad cristiana en su apostolado, junto a la image  y la luz que le acompaña siempre a un lado y otro la imagen de santa maría la real de la Almudena. los fieles que comenzaron este tercer milenio volvemos nuestros ojos a santa maría para invocar, en su fidelidad, la nuestra.
 santa maría,que amparó bajo su manto a la iglesia naciente para que no se despersara permanecieera fiel en la oración para  el apostolado, hoy también nos protege para que, sólo con mirarla, mostremos la disposición para mantener nuestra fidelidady,  después con su protección.la prolonguemos en cada generación.    Andrés pardo

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes