Paisanos y seguidores

18 de febrero de 2010

María no mates el gallo con tomate




Os cuento cuando yo era chica no había relojes y la verdad es que en mi casa teníamos gallinas y gallos. Pues nosotros teníamos un gallo que nos servia de reloj.

La verdad es que antes de que amaneciera el dia ya empezaba a cantar el gallo y como se dice, era algo de la familia, pues cuando había que madrugar para ir a regar o a otro trabajo ya nos guiábamos por los primeros cantos del gallo.

Pues el gallo se hizo ya grande y era el amo del corral, pero cumplía como un buen reloj cantado al amanecer, pero era muy peligroso porque era muy picaor pero como hacia bien el trabajo de ser un buen reloj, mi padre estaba muy contento y a ningun sitio iva tarde.

Pues mi madre un dia que le pico el gallo, dice un dia:”
esta noche es la noche de los santos y vamos a comernos el gallo”
Yo era chiquitilla y oia que mi padre decía: “
Maria, no mates el gallo que es el reloj de la casa”.

Pues a pesar de los pesares el gallo nos lo comimos la noche de los santos, que era cuando se comía carne en La Peza y una guena cena,

Pero yo me acuerdo que me decían las vecinas:
Mari ¿ que dice tu papa? y yo contestaba:” María no mates el gallo con tomate“ .
Era gracioso como el gallo nos servia de reloj, mi padre se levantaba tarde, pues mas tarde vino un semanero a La Peza y traía cosas y a la semana venia a cobrar. Pues me acuerdo que compramos un despertador al que havía que darle cuerda todas los días.

Lo teníamos en el vasal y parecíamos ricos, con solo tener el reloj en el vasal.

Pero la verdad es que como el semanero venia a cobrar y no teníamos dinero, pues casi se lo lleva. Pues mi pobre padre dice:”
no, que este es ya mejor que el gallo

Así que no se como, pero el relój valía treinta duros y los juntemos y le pagamos al semanero y solo escuchar el tic tac del reloj ya éramos felices

No hay comentarios:

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes