Paisanos y seguidores

30 de agosto de 2008

la permanante de Lapeza


Os cuento, antes no habia peluquerias, pues cuando yo era chica empezaron las primeras peluquerias. En Lapeza la peluquera era una chica que se llamaba Gloria, bien pues venian, de todos sitios, de los cortijos de Lapeza.
Se decia como ahora, los moldeadores: "
me voy a echar la permanente". Pues como siempre todas queriamos estar monas o bonicas como decimos en Grana, pues como venian las fiestas, habia que arregrarse.
La permanente era de otra manera diferente a la que hay hoy, entonces se ponia el trozo de pelo, despues se le ponia una bolsita pequeña encima, pero estaba llena y encima se ponia unas pinzas grandes, pues nose que pasaba, que cuando aquello empezaba a rizar el pelo, empezaba a echar humo.
Pues fue gracioso una mujer con su hija que estaba esperando para echase la permanente, pues cuando empezo a echar humo, la madre de la chica no lo penso, cogio un jarro de agua y se la echo a su hija por la cabeza y empezo a dar gritos:"
que se quema mi niña". Pues en Lapeza, somos asi, cuando vemos el peligro, de momento corremos de el, pues la pobre mujer no sabia que para rizar el pelo, era de esa manera.
Cuando eso empezaba a echar humo, decia la peluquera: "
ya esta agarrando, ya veras que rizos te van a quedar mas bonicos". Pues a algunas para que les saliera bien, mas de una se quemaba la frente, despues cuando le preguntaban:"¿ que te ha pasado?, ella decia: " dejame la permanente". Es que eramos brutas con gana.

suspiros de Lapeza y espique



Una cancion que se cantaba en Lapeza:

por el rio de espique, solo se oye un suspiro
porque ella se fue y no vino
el mozo busca que busca en la fuente la encanta,
por que ella fue por agua y no sabe cuando volvera
la fuente de la encanta es una fuente famosa,
donde con todo su encato mi niña me quita las penas

el que quiera saber que compre un viejo en Lapeza


Os cuento cosas que se decian en Lapeza

a naiden le huelen sus peos y para nadie son sus hijos feos

otro, en casa del herrero azaon de palo,

otro, el que le echa el pan al perro ajeno, pierde el pan y pierde el perro

el que quiera saber que compre un viejo

el que quiera saber embustes con el

el demonio sabe mas por viejo que por demonio.

chorizos de orza de Lapeza


Os cuento antes no habia seguro medico, pues como he dicho no nos poniamos malos pues no teniamos cartillas de seguro .pues habia medicos pero se tenia que hacer una iguala, que era como un seguro privado pues habia que pagarlo de nuestro bolsillo. Pues no veasi las cuentas que se tenia quehacer para pagar lai guala, era cada año o nose, pues de o que yo me acuerdo, es que para pagarle al medico tuvimos que darle un choto, (animal sagrado en Lapeza y moneda de cambio en aquellos tiempos) pues no teniamos dinero.
Era todo igual, al medico todo le venia bien, pues el medico vivia en laplaza, y junto vivia una tia mia, pues un dia le dijo:"está mi sobrina mala, ¿podias echale una miradita? pues le duele el estomago y esta con angustia" . pues dijo el medico:" tiene un empacho. que esto no se le quita ni con un litro de agua de Carabaña".
Sabiais porque como yo era tan tragona, pues mi madre tenia los chorizos en aceite y la morcilla yo a solas me sente junto a la orza y sin pan me comi casi media orza, me iba a morir, pero arta. Es que era tragona con ganas y como no havia pan, no veais que empacho, asi que yo mala, pero feliz.
No decia nada hasta que lo descubrieron, despues me pusieron a dieta. Era gracioso con la sal de fruta, por las mañanas casi me muero por tragona, a veces me dicen mis niños: " mama, parece que tienes hambre atrasada".
Y yo digo:" puede ser" . Porque todo lo arreglo comiendo. Soy feliz comiendo

el arbol de Lapeza



Contaba la aguela que su primo cura estaba preocupado y entre roscos de vino y copitas de anis, le oia quejarse amargamene al medico de Lapeza: "vosotros los de Lapeza, creeis que no necesitais intermediarios para hablar con Dios, y van y te lo dicen tan tranquilos, Padre, yo para hablar con Dios no necesito a nadie ni curas, ni obispos ni na de na, me pongo a rezar y ya esta..."
El medico le respondia: "Padre no se preocupe, esto son cosas de los tiempos modernos"
Entonces le interrumpia:" de tiempos modernos nada, porque esto ya pasaba con los cataros en el siglo once y se acabo con ellos en el año 1209. No se como hemos consentido que este pueblo se llene de "cagotas". Mas misas es lo que necesitan y menos bailes"

Y despues de dar un sorbo al anis, añadia:" y para colmo de males, existen adoradores de una cabeza que fue el fin de los templarios. No lo entiendo". El medico respondia con la copa en la mano: "Ni yo tampoco"

"Y luego esta eso del Morollon, del moro lloron o del moro John, como quieran llamarlo. Es que no hay quien los entienda y para colmo los jovenes prefieren reunirse debajo de esa noguera de la parata de Rapao de Lapeza. Ese arbol magico hay que arracarlo de raiz , cortarlo y quemar su leña en una hoguera de San Anton.


Siempre quemando.

El animal sagrado de Lapeza

El animal sagrado de Lapeza no es el toro que corre tras los jovenes y los menos jovenes en los encierros de Lapeza, ni es el cerdo que nos obligaron a sacrificar publicamente en nuestras calles llenas de frio durante el invierno, cincuenta dias antes de que terminara cada año.

Tampoco es el gallo que canta por la mañana y nos despierta, nos abre los ojos cada nuevo dia y que un dia terminaba sus dias en una perola con arroz.
Ni el bacalao que venia salado de tierras lejanas. Ni el conejo con cuya piel se han construido los tambores de Lapeza durante miles de años.

El animal sagrado de Lapeza, ha sido y es, el choto. El hijo de la cabra, al que hemos sacrificado y compartido con amigos y familiares en aquellos momentos de entrañable alegria.

La aguela hacia un choto frito con ajillos que estaba riquisimo y cuando no habia choto pues haciamos judias verdes fritas con tomate en las juntas de los rios que tambien estaban muy ricas.

29 de agosto de 2008

el caldo de Lapeza



Antes en Lapeza, como en todos sitios se ponia el puchero por la mañana junto a la lumbre y se dejaba todo el dia cociendo. Pues estaba muy gueno a pesar que yo recuerdo que no tenia ni huesos de jamon, porque si se vendia los jamones, solo lo hacian con manteca y espinazo, nada de carne, pues el puchero estaba gueno y un caldito que resuzitaba a los muertos.

Cuando estabas mala o venias de lavar del rio, decian:" ven que te eche un poquito caldo, que veras como te resucita" .
Pues era verdad, pues otra cosa que decian Lapeza cuando se le daba teta a los niños: " mira, bebe caldo, que veras cuanta teta tienes". Era bonito todas esas cosa, eramos felices

La lista de Lapeza



Habia en Lapeza un hombre tan ordenado, que cuando se iba a ir de viaje a Alemania, apunto en una lista todas las cosas que tenia que hacer, para que no se le olvidara nada.
Y lo primero que apunto en la lista fue:


1. Escribir la lista
2. ...
3...


Un beso para todos mis paisanos de Alemania. Con mucho cariño

oracion a Maria


os cuento una oracion
oracion al cristo de la unidad
señor jesucristo, es clavado en la cruz
por los pecados de la humanidad, y tambien por lo nuestros ,
mira con misericordia infinita toda nuestra indigencias y concedenos vivir siempre en tu gracia, rechazando todo pecado que nos aparta de Dios y destruye la unidad en la que tú nos mandaste vivir y por la que suplicaste al padre al final de tu vida en la tierra. Te lo pedimos Señor, por el inmenso amor que tienes a tu santisima madre, Maria, nuestra madre y nuestra guia, amen

oracion a Maria nuestra madre y nuestra guia ,
Maria , nuestra madre y nuestra guia con maternal solicitud nuestra súplicas y guia todos nuestros pensamientos, deseos, palabras y obras, para que siempre cumplámos la voluntad de Dios
Padre, hijo y espiritu santo ,amen

pellisco a pellisco panpeza



Cuando yo era chica se amasaba el pan en cada casa, pues estaba muy gueno recien salido del horno
Yo tenia una amiga, que su madre era engurruñia con ganas, pues la niña cuando traia el pan del horno con sus hermanas decia: "mama danos un cacho pan".
Pues decia la madre" no, hoy no se come pan, porque sino solo comeis, os teneis que esperar que se ponga duro, que caliente os lo comeis enseguida".
Esta mujer era engurruñidos con gana, o es que habia mucha miseria en todos lados, pues yo me acuerdo que nosotros traiamos un pan y a comer, no pensabamos en mañana, lo empezabamos y pellisco y a pellisco lo terminabamos. Para la noche ya no quedaba pan, pero estabamos hermosos y sanos, gracias a Dios .Quiera Dios que jamas vengan esos tiempos feos para todos.

Pues mi amiga al lado de su madre y yo le decia:"¿ pero como tu madre no te da pan?, si ha amasado hoy".

Ella me decia:" por que se gasta y dice que hay que esperar que se ponga duro y asi nos dura mas"

Lo mismo que ahora que decimos:" este pan es de ayer, ya no lo quiero" .
A mi me da una lastima desperdiciar el pan, cuando lo veo tirado digo, hay que ver con las hambres que habia cuando yo era chica.

Aun me acuerdo con alegria cuando nos poniamos acomer en la sarten todos juntos, mi madre cogia el pan, ella le hacia una cruz al pan antes de empezarlo y despues lo repartia a cada uno un trozo, Ya mas grande, pues si se caia un trozo de pan al suelo se cogia y se besaba antes de comerlo, era bonito el respeto que se le tenia a la comida en Lapeza, como en todos sitios.

28 de agosto de 2008

Morollon, barro y sal en Lapeza



Contaba la abuela que el morollon era una cabeza, decia que lloraba de tanto que sabia. Estaba en la cima de una colina de Lapeza. En una colina de piedra tallada, que parecia una pirámide antigua pero de una sola pieza. En Lapeza nadie creia que aquello lo hicieron los humanos.

Contaba la abuela que cuando la gente se acercaban al monte morollon, perdian la cabeza y se transformaban. Dejaban de pensar como idiotas y fundia su pensamiento en un pensamiento mayor y compartido por miles de almas.
A los pies del monte desaparecian ejercitos enteros cuando extraviados se dirigían a campos de batalla, desaparecian pastores que llegaban alli buscando cabras perdidas, desaparecian los caballeros de la orden de Calatrava, piratas turcos, milicianos alicantinos y etc... Todo y todos se quedaban en aquel monte, aunque llegaran con los pies llenos de barro y sal. Decian que esa cabeza era el centro del universo, que era la cabeza de Dios, que era el progreso y la fraternidad entre los hombres.

De vez en cuando alguien salia del monte morollon, llevando una vela encendida, para alumbrar algun rincón oscuro del mundo. Cuando salian del monte, no les importaba que ahora tuvieran cuatrocientos o mil años mas y que sus lenguas ya no se hablaran en la tierra. Ellos salian con su vela e iluminaban todo lo que puede iluminar una vela de cera de abeja en una noche sin luna, iluminaban hasta que la luz se extinguia y volvian las tinieblas del alma. Porque tristemente donde no hay luz hay tiniebras.

Contaba la aguela que alli en el morollom, estaba la puerta del pulgatorio, pero lo decia de reojo, como con miedo de que se le escapara la verdad, creo que decia eso para que no la riñera su primo cura. Alli en el morollon habia algo que la aguela no se atrevia a contarnos nunca, porque no queria despertar nuestra curiosidad, pero tampoco queria que fueramos tontos felices por ignorancia, queria evitar que nos acercaramos demasiado pronto al morollon, pero tambien queria que supieramos que alli habia algo y que podia ser bueno si sabiamos esperar para buscarlo en el momento oportuno.

La aguela un dia se marcho al morollon, estuvo alli mucho tiempo y cuando regreso, no conocia el signigicado de muchas palabras, pero siempre tenia un sonriza en sus labios y una alegria que le duro toda su vida.
La aguela murio sin contar nada mas y sin que nadie le preguntaran. Yo sabia que no era la abuela, .. pero no dije nada y sentada en su regazo en la mercedora que tienen los viejos viejos en Lapeza, escuchaba sus historias.

La aguela cada noche encendia la vela que guardaba en la faltriquera y la dejaba encendida sobre la repisa, en el basal de la chimenea, incluso cuando ella se iba a dormir, la vela seguia alli, como para que iluminara el mundo desde aquella ventana de Lapeza.
Cada mañana la aguela recogia su vela, la apagaba y la volvia a guardar en su faltriquera.

Un dia se apago la vela en la chimenea y la abuela se quedo dormida en la mercedora y ya no desperto.

...Ahora que mis hijos son mayores, ire a encender el trozo de la vela que dejo la aguela en el monte morollon, pero si me quedo alli, sirva esta carta de despedida...

...He llegado al monte morollon, pero ya no hay monte, algo ha pasado aquí, porque ahora hay una fuente, la fuente del morollon...

Esto lo encontre anotado en los margenes de la biblia que tenia mi aguela, el dia que quemamos sus cosas.Yo me quede con la biblia, mientras nos repartiamos las pocas y extrañas joyas que tenia la muerta.

Mas adelante, en el margen de otra pagina ponia:
...Y volvi a nacer sin nacer y murio mi madre sin morir y mi padre me llevo lejos del Morollon, me dejo a salvo en un santuario de Lapeza y después se volvio. Cogio el mulo en brazos, con los serones llenos de barro y sal y cruzo el rio. No volvi a ver a mi padre hasta aquel dia que...

27 de agosto de 2008

el tio charlantan en Lapeza


Cuando yo era chica en Lapeza, venia unos camiones, que se llamaban el tio charlantan, bien era de admirar, pues se ponian en la plaza y ponian el camion abierto y todos mirando, pues decia: ”hoy el que quiera coger una ganga, que venga que solo tengo para unos pocos y el primero que se acerque se va a llevar el premio, todo por mil pesetas
.Pues empezaba el hombre:” por mil pesetas esta manta, este cobertor, este traje, esta chaqueta , aun hay mas, esta sabana, aun hay mas, este peine y porque tengo ganas de regalar, el que se decida se va a llevar este otro traje que tengo aquí, solo que no ser rompe jamas, mirar si quereis comprobarlo”. Cogia un mechero y el hombre por una esquina de la tela le metia fuego y la tela no ardia. No se que tenia la tela, bien, " y por si era poco otro regalo, pues el primero que me diga, que es para el, se lo lleva”.

Pues todos corriendo en Lapeza en busca de las mil pesetas, el hombre hacia el agosto, todos:” este para mi , en tropa, era otra persona no hay mas.
"Esto no viene todos los dias, hay que aprobechar". Pues todos pidiendo prestado las mil pesetas.
Yo compre un lote con el traje, pero vaya tela que tenia el traje, no se podia meter la abuja de tiesa que estaba la tela, pues una modista que habia en la plaza , dijo: “ en mi vida he visto cosa igual”.
Era bonito, todos tan cotentos en Lapeza, pensabamos que estabamo logrando una ganga , pero nada de eso, las mantas eran de borra, el traje cuero y el peine de persislar. Pues el chalatan se llevaba todas las mil pesetas que teniamos ahorradas, pero eramos felizes con los lotes, se decia: “ y otro y otro mas, hay quien lo quiera, para ese, otro para usted, hay para todos
"

25 de agosto de 2008

las fiestas de Lapeza



Os cuento, ya pronto son las fiestas de Lapeza. Son en octubre, el dia siete que es el dia de nuestra señora del Rosario, nuestra patrona.
Cuando yo era chica, solo de pensar que eran las fiestas ya estaba contenta, como todo el pueblo.
Estabamos todo el año pensado en ellas, bien como digo, las fiestas empezaban el dia siete. Primero hacian una feria en las eras de la Caral, donde todos los paisanos llevaban de todo para vender y tambien venian los marchantes de los pueblos del arrededor. Habia en las eras, marranos, mulos, obejas, de todo. Pues estaba llena de gente y se vendia todos los animales, pues eso estaba hasta el dia diez, que venia la musica por la mañana, venia en un camion y despues se hacia una misa y una procesion por el pueblo.


El dia diez y el once , pues todas nos poniamos lo mejor que se tenia para ese dia y por las noche a bailar en la plaza, que de pasodobles, que de saltos y dando paseos plaza arriba, plaza abajo, para que te saliera novio. Era bonito.

Los chicos decian:” si bailas conmigo ten invito a turron”, las mujeres mayores en el cimiento, mirando la plaza se decian:” mira, como va esta o la otra, todas controladas.
Despues por las tarde echaban unos globos de papel y todos mirabamos hasta que se les perdia de vista. Eran globos aerostaticos de colores.

Bien, la noche del dia once se hacian los tablados, unos vecinos a los que el ayutamiento contrataba, pues la mañana del dia doce se decia una misa que es la Virgen del Pilar, bien pues los hombres, cada uno tenian una porra de vara pero gorda. Ellos iban a ver quien la hacia mas gorda para ese dia. Era bonito ver tanta ilusion, pues iban hasta el camarate a por los toros, venian muchos pues cuando llegaban a la reguerta los dejaban sueltos.
Que miedo, toros por todos los campos, pues la gente que venian de los pueblos cercanos y venian tarde. Un año tuvieron que subirse en la casilla de la era, pues ya cuando los encerraban se les daba una vueltas, que se le decia el encierro y ya hasta la tarde. Era muy bonito la ilusion tan grande estar todo el año pensado en las fiesta, pues yo animo a todos a que paseis esos dia por Lapeza . ya vereis que bien se pasa y que es bonito tradicion asi que a disfrutarla, felicidades para todos los paisanos. Maria

Mariquilla Moquillo y Juan Pilindrajo


Una cancion que se cantaba en Lapeza se decia asi:

Mariquilla moquillo y Juan Pilindrajo se casaron un dia ,
este par de majos, la novia era era fea, tambien patizamba ,
y vamos al novio, que es un buen mozo, jorobado y calvo
y vamos al traje, que era de terciopelo, que raido que estaba,
no tenia un pelo y se fueron los dos a la plaza del pueblo
Mariquilla Moquillo y Juan Pilindrajo

huevos de Lapeza


Contaba la aguela que habia un matrimonio en Lapeza que para preparar la comida, pues solo habia tres huevos, pues dice el marido:" dos para mi y uno para ti".
Dijo ella: “eso no, porque yo me como dos y tu uno y sino me muero".
Pues decia:" muerete"-" pues sino me como los dos me muero y ¿que vas a hacer sin mi?".
Pues el marido que la queria mucho dijo:" anda comete tanbien el mio".
Y se lo comio. Esta mujer era ansiosa con ganas.

Tambien os cuento esto, que es verdad, yo tenia una amiga que no tenia hijos pues le pasaba lo mismo, pues antes un huevo, era como hoy una tarta, pues decia mi madre no tiene y yo tengo el huevo pues yo se lo mando, que esta en Lapeza. ¿Pues sabeis que hacia el marido? , decia: "si tu se lo mandas, ya sabes que el mio es mio y no te doy".
Pues esta buena hija sabias que hacia, se quedaba sin comer huevo para mandarlo a su madre, lo mismo que otras cosa.
Es bonito ver hasta donde llega el corazon de los hijos y el de los padres.

piropos de Lapeza

Niña
te daba un beso tres cuartas debajo del pescuezo

si fuera un collar me colgaba de tu pescuezo


El decia:
si fueras pera me comia hasta el rabo

y ella respondia:
pero como soy manzana, te quedas con la gana

mas cosas de Lapeza

Os cuento mas cosas que se decian en Lapeza:
Tienes mas valor que el que aso la manteca
el marido quiere a la mujer guena y sana
y la mujer al marido por lo que le gana

otro decia asin
La mujer compuesta quita al marido de otra puerta
cada oveja con su pareja
cuando hay hambre no hay pan duro
el paño fino en el arca se vende y contestaba hay que sacarlo por que se apolilla
otra
el pan como hermanos y el dinero como los gitanos
los gitanos si no la hacen a la entrada las hacen a la salida
yo estiro la pata hasta donde llegue la sabana

se decia en Lapeza



Os cuento cuando yo tenia catorce años mi padre era tan ignorante que no podia soportarle, pero cuando cumpli los veintiuno ya me parecia increible lo mucho que mi padre habia aprendido en siete años.

se decia en lapeza

dame pan y dime tonto
la guena yunta dios la cria y ellos se junta
otro
me pongo amear y no echo gota
no se que pensar si tendra mi marido por donde mear.

y cuando nacia un niño se decia: " ya tienes una peseta y ademas tienes quien te peine, pues te van a sacar la ralla con la mano de la almirez".



a las cosa hay que llamarlas por su nombre

el folletin de Lapeza



Contaba la aguela que habia un señorico en Lapeza ,y a veces llevaba su mujer al pueblo para que viera las fincas, bien decian que la mujer era muy guapa pues antes no habia coches y hacia recorrido en una burra.
Pues decia una vecina: “ he visto la mujer del señorito leyendo el folletin que parece una imagen.
La mujer de
cia:" si yo fuera señorica tambien leeria el folletin".

Era el periodico

la posada de Raniero


Antes en Lapeza cuando cuando se terminaban las fiestas, habia varios novios que se fugaban. Se iban a Guadix, donde habia una posada que se llamaba la posada de Raniero, estaba junto al arco de San Torcuato, pues bien todos los paisanos iban a la posada.
Mis padres se fueron de novios y en ese mismo dia llego un tio mio de la mili, llego a la posada y al preguntar si habia alguien del pueblo de Lapeza, pues le dijeron: " si, aqui hay unos novios de Lapeza, el novio es diegoliche" -" pues si es mi hermano, voy a pasar a saludarle".

Mi madre dice que cogio el susto mas grande de su vida, cuando sentia un ruido muy grande, mi tio con las botas de la mili subiendo por las escaleras de madera y se paro en su puerta y toco a la puerta de la habitacion:, “abra, no tenga miedo que vengo en son de paz”.
Ellos jamas pensaron que fuera mi tio, que le habian dado permiso en la mili para volver al pueblo y hasta que no se dieron cuenta que era el, pensaba que venian a detenerlos por haberse fugado de novios.
Cuando lo conocieron abrieron y le dijeron:" tu tendrias que habernos visto en Lapeza y no aqui, que nos has metido un susto de muerte. tontorron"

el listo paulenca


Pues antes como yo nadie se preocupaba por aprender, pues vino uno a Lapeza , a buscar novia, el, muy listo y presumido, pues se echo novia.
Pero este era un analfabeto como todos, pero no queria aparentarlo y compro un periodico y como no sabia de leer lo ponia bocabajo y el se ponia, que parecia un buen lector, pero como nosotros los pezeños somos muy listos, se dieron cuenta de que leia el periodico al reves y le dijo la novia: " ¿tu no ves que llevas las letras al reves?" y el contenta:" es que tengo tantos estudios que lo mismo leo para arriba que para abajo".

el semanero

Os cuento antes como en todos sitios, no habia tantas cosas como ahora hay, y en Lapeza venia un semanero que traia de todo y despues se pagaba poco a poco.
Pues empezaron a venir los relojes, pues una paisana se compro un reloj y siempre lo llevaba puesto, ella muy contenta, pues la gente le preguntaba:" dime la hora" y ella decia:" mira desengañate tu por tu", te ponia la mano con el reloj enfrente y uno miraba. Es que eramos tontos con ganas, porque no entendiamos ni el reloj, pero tan felices mirandolo.

Por el mismo tiempo, cuando empezaron las medias de cristal, las chicas de Lapeza para cuando ibamos a misa o a pasear nos comprabamos unas medias, pero no veas deseguida se rompian. Pues se decia:"se te ha ido un punto", pues como no se podian comprar otras medias, pues mi comadre Casilda tenia un aparatito para cojer los puntos y no veas, tenia colas para coger las carreras.


fuego, nieve y flor de Lapeza



Hoy quiero cantarte señora de los Angeles,
reina soberana, madre celestial
yo soy una alondra
que ha puesto en ti su nido viendo tu hermosura,
te reza su cantar, luz de la mañana,
Maria, templo y cuna,
mar de toda gracia,
fuego, nieve y flor,
puerta siempre abierta,
rosa sin espinas,
yo te doy mi vida, soy tu trovador,
salve, surco abierto donde Dios se siembra,
te eligio por madre Cristo redentor,
salve esclava y reina, virgen nazarena,
casa de paz y abrazo para el pecador, luz de la mañana

24 de agosto de 2008

Tango de Lapeza

Os cuento una cancion de Lapeza que se decia asi:

mi mario es mi marido
que no es marido de nadie
pues la que quiera marido
que vaya al monte y lo gane

Ay de mi
ay de mi
que siendo niña me perdi
y ahora como casada
vo valgo nada


Mi marido es tan celoso
que de puros celos me mata
celos si me voy a misa
celos si me estoy en casa

Ay de mi
ay de mi
que siendo niña me perdi

el tio de Guadix


Pues os cuento, una cosa que me paso a mi en lapeza, pues a mi y a mi mario, pues yo ya vivia en Granada, pues una de las veces que fuimos a lapeza, pues habia unos hombres que vendia jamones o los canbiaban por tocino o los vendia, era como se decia antes el tio de Guadix, que vende pues jamones ,pues anda que no son listos los tios de Guadix.
Pues decidimos comprar un jamon y pregunta el señor:"¿ustedes son de lapeza?", dijimos: " si, pero vivimos fuera, "¿ pues cuando se van ustedes?. Ahora .
Pues dice el tio de Guadix:" tengo aqui un jamon, es de gueno que no se queh acer , si vendelo o comermelo, pues como veo que ustedes se van de viaje pues se lo voy a vender, era para otro que me lo encargo, pero ya la traere otro. Este para ustedes, pero vallanse pronto, valla aque venga el que me lo ha encargado y despues me ponga en ataco bien yo les digo que cuando lo prueben, ya me contaran." ,
Pues asi lo hizimos nos tragimos el jamon, pues apenas llegamos a Granada , dice mi esposo y yo: "le vamos a meter mano al jamon, tu haces una ensalada y empecemos el jamon".
Pues asi lo hicimos. Valla con el tio de Guadix, que bien vendio el jamon, pues todos al lado del jamon con mas hambre que los perros de Lucas, era ya mas de medio dia, enmpezamos a comer y mi niño grande, el pezeño dice:"mama esto esta amargo, que feo esta el jamon" pues dice mama:" tiene lombrices".- "Es verdad" , dijo mi mario: " no comais mas, con razon el tio de Guadix lo queria para el, valla tio con mas cara". siempre ha habido y los habra.

A nosotros nos engaño el tio barato, jamas lo vimos mas. Pues sus cuento, ¿sabeis donde esta el jamon?, descansado en el rio Beiro que antes estaba destapado, pues alli lo echemos y solo comimos ensalada con los tomates que traiamos de Lapeza.
Pues a este tio de Guadix le hubieramos adao un trozo de jamon para que lo hubiera catao y le hubiera dao cagueta. Valla perla que estaba hecho, nos dio las cagarrutas

Si cagota despierta, Lapeza tiembla


Contaba la aguela que Cagota vendia a las mujeres y a las niñas, contaba que era un traficante de esclavas y que un dia una joven mujer de Lapeza muy bella, que era medio bruja, entre engaños le dio a beber una pocima y Cagota quedo dormido, quedo sumido en un sueño donde la muerte no lo encontraba.
Como Cagota esta dormido, los esclavos y esclavas pudieron escaparse y volver a sus pueblos de Almeria, Jaen y Granada.
Como Cagota estaba dormido no podian enterrarlo vivo y lo dejaron sentado en la puerta de los Baños de Lapeza, como una esfinge mas de cien años.
Cuando llegaron los castellanos a Lapeza y demolieron los baños,no sabian que hacer con Cagota, porque no estaba ni muerto ni vivo, nadie se acordaba de el, ni lo reclamaba, porque llevaba mas de doscientos años dormido. Y lo mismo de siempre, no podian enterrarlo porque no era muerto ni dejarlo en la calle porque no era vivo, asi que la piedad cristiana lo guardo en un cuarto que ahi a la izquierda conforme entras y alli sigue.

Todavia las mujeres y niñas de Lapeza se asustan al pensar que Cagota despierta.

22 de agosto de 2008

cajas fuertes de Lapeza


Antes en Lapeza no habia ni carpetas donde guardar los papeles, bien contaba la aguela paterna que se guardaban en una cantara, pues alli se metian las escrituras y todos los papeles que interesaban.
Bien, se decia que alli estaban salvados de los ratones, pues cogian la cantara segun los papeles que se tenian, si era muchos, grande, o si eran pocos, mas chica. Esa era la hucha que habia o la caja fuerte y se escondia en el pajar, para que no sen confudiera con las otras cantaras.

Bien os cuento, contaba la aguela que como habia tantas necesidades ella que tenia unos cuantos duros de plata de su madre, pues ella dice que su aguela tenia dos fartiqueras atadas a la cintura y a cada sitio las llevaba puestas, para que no les quitaran los duros, a veces dicen que se olvidaban de las cosas, porque las metian en el pajar para guardalas, pues contaba que vendieron las vacas y el dinero lo metieron en el pajar y cuando fueron habia caido un bloque de paja y el dinero se perdio pues cuenta que estuvieron mas de un año para encontrarlo y casi ya rroido por los ratones.

Pues ya gracias a Dios, todos tenemos lo necesario para guadar las cosas, quiera Dios que jamas venga esos tiempos de miserias. Tambien cuentava que tenia un habal y que el aguelo les decia:" mira de comerse las habas que tienen piejo, que las otras son para vendelas" . Pues ahora todo lo contrario, les damos a los hijos lo mejor

matematicos de Lapeza


Os cuento antes no se sabia mucho de estudios pues de cuentas tampoco, solo se hablaba de reales y para muestra un boton, pues fue una mujer de Lapeza a comprar a la tienda y dijo: “¿ a como tienes el hilo de coser?, y dice: “ a seis reales”.
Le contesta: “mira, el de la otra tienda los tiene a dos pesetas, si me lo das lo mismo te lo compro a ti, asi que si no, me voy”.

Asi que ya, gracias a Dios, todos sabemos de cuentas, ya no nos engaña naiden.

Yo tengo una niña que tiene hecha la carrera de matemáticas. Pues la gente me preguntaba: “¿que ha estudiado tu niña?. Yo decia: “ de eso de las cuentas”, pero es que eramos analfabetos con ganas.

Pues una vez mi niña, para hacer numeros compraba el papel reciclado por quilos para despues pasar los apuntes a limpio, pues un dia veo que cuando estaba estudiando que solo hacia dibujitos. Casi la mato, digo: “yo fregando y tu perdiendo el tiempo haciendo esos borrones”.

Me dijo: "mama: no me pegues mas, que creia que sabias que significan estos signos, son matemáticas, son representaciones graficas de funciones, integrales y derivadas”.

Yo pensaba que las matemáticas solo eran numeros, pero que tonta.
Pues gracias a Dios, mi hija hoy es toda una matematica, como ella dice: “de ciencia duras”, yo creo porque es por haber bebido agua en Lapeza, yo siempre decia: “ya que no se, que sepan ellos”.
Pues me han salido listos, listos como pezeños, gracias a Dios.

el aceite de Joseico el de Balita



Os cuento en Lapeza Joseico el de Balita puso unos olivos en el campillo, pues este hombre tenia el aceite guardado en una botella, el primer aceite que habia echado su olivar. Habia machacado las aceitunas con la almirez, despues lo colo y lo guardo como recuerdo.
Yo estaba trabajando en el campo y lo comentaban alli mis compañeras y entonces sale un paisano que tambien trabajaba alli y dijo: “ eso lo tiene, porque no le hace falta, pues sabeis que he tenido yo que hacer esta mañana para hacer unas sopas, echar el aceite del candil”.
Todos nos quedemos mudos, era de pena, tanta miseria, pues yo le pido a Dios que jamas vuelvan esos tiempos tan feos.

Tambien se hacia en el monte, (se trabajaba en el monte) para hacer braseros, se quemaban las tamaras, despues se apagaba y despues se llenaban los sacos y se vendia para el brasero, pero cuando venian parecian negros, solo se les veian los ojos.

Pues como yo digo, los de Lapeza somos muy trabajadores y siempre estamos contentos, pues imaginaros un pariente que se fue de Lapeza, en los tiempos malos y regreso muy gordo, Le preguntamos:"¿ como te va paisano?", el decia: " mira desegañate por tu ojo, lo hermoso que estoy", pues el pobre, verse gordo, ya con eso decia que estaba bien.
Pues yo tenia una tia mia y me decia:” mira Mari, que bien estamos ahora, nos echamos la leche en el tazon y le echamos galletas hasta que la cuchara se pone de pie”.


Eran bonitas aquellas cajas de galletas de cinco quilos, pues eramos tan felices los mayores y los pequeños comiendo galletas, asi que a disfrutar de todo ahora que hay y que Dios nos lo guarde

las mandas de Lapeza



Antes en Lapeza se tenia mucha fe y siempre estabamos rezando, pues yo me acuerdo que se echaban mandas, pues cuando se ponia la garganta mal, se le pedia a San Blas, este santo esta en Diezma.
A mi de pequeña me llevaban en brazos hasta este pueblo cercano y lo mismo hacian mas vecinos. Despues repartian roscos, se repartia tambien vino a todos y se subia al cerro y alli se comia la merienda.

Despues en las eras se bailaba, pero antes se le decia una misa al santo. Era bonito y como todo el que tenia alguna manda la cumplia, pues se ayunaba y despues se comia el rosco entre toda la familia.
Se decia:”come un poquito de rosco para que no te duela la garganta”. Eramos felices, con solo creer, se curaba la garganta y los corazones, sin melecinas. Ibamos a Diezma andado, por el campillo, por la fabrica de la luz y parecia cosa de milagro que nos curábamos solo con tener fe.
Bueno, de Lapeza tambien se venia andado a Granada, cuando era la Virgen de las Angustias, habia personas que ivan o venian descalzas.
Yo pienso que tanto sacrificio no lo quiere Dios, que Dios quiere obediencia y no sacrificios, pero hay que respetarlo. Pues yo me acuerdo que me decia don Angel, el cura de Lapeza: “Maria, antes de echar una manda, piensa si la vas a cumplir, porque vosotros los pezeños estais siempre pidiendole a San Marcos”.

Es bonito ver a todos los de Lapeza, a los que estamos en Lapeza y a los que estamos fuera, dandole gracias al santo por algo que nos ha concedido.
Asi que os invito a decir conmigo:” viva San Marcos” que es de Lapeza

21 de agosto de 2008

los perros de Lucas


Contaba mi padre que antes en Lapeza se decia, cuando no se queria de comer: “ sino quieres comer ya comeras, no hay que presionar para que coma, ya comera”.
Pues mira los que le pasaba a los perros de Lucas, que se comian las cebollas a cachos, pensado que era pan, pues dicen que tenian mas hambre que los perros de Lucas, que le echaban las cebollas y los perros daban un salto y las cogian al vuelo.
Yo creo que era verdad porque si habia hambre para los humanos, como no iba haberla para los perros, asi que yo me lo comia todo, por si las moscas.

ese lunar de Lapeza


Yo ya estaba un poquito moza y era cuando se ponian lunares en la cara pues yo queria uno pero no tenia, pues sabeis que hize yo, pues era antes de los santos, pues la gente pintaba las cruces con pintura negra pues yo no lo pense dos veces, cogi un esparto, lo moje en la pintura y me puse un lunar lo mas de bonico y como antes no se lavaba tanto la cara, el lunar me duro mucho tiempo. Es que yo era presumida con ganas, pues cuando era San Marcos, yo solo pensaba en las fiestas, para estrenar un vestido, ir a la procesion y despues a bailar en la plaza. Era bonito, estar todo el año pensado en las fiestas, eramos muy felices ,con todo .

Me acuerdo que de chica ,no se que paso con Trablillas, pero hicieron una fiesta para todos. Estaba Lapeza entera y su gente, todos muy contentos, y pusieron en la plaza un chiriguito con vino para todos. Mas de uno se emborracho, era de balde y todos estaban contentos

que viene cagota



Os cuento que cuando yo era chica, se decia:" que viene cagota". No se quien era Cagota, pero pensar que viniera, a mi me daba miedo, pues en la iglesia de Lapeza para subir al coro, decian que alli estaba Cagota con las escoba, pues no veas como subiamos las escaleras las niñas. Que susto.
Bien como he dicho antes se iva a misa mas y se cantaba mas y a veces se tocaban las campanas, era bonito. En la sacristia habia varias puertas, pero habia una que se comunicaba para la torre, para tocar las campanas, no veas para subirla medio bien, pues tenia una cuerda para tirar de ellas, pues segun que toques era, era de muerto o de gloria.

Pues yo me acuerdo que de chica que decian, quien se habra muerto, que tocan a muerto, pues los niños que somos goloso, pues de seguida se sabia quien era el finado.
Tambien me acuerdo que cuando resucitaba el señor, se echaban las campanas al vuelo, y yo me acuerdo que la torre tenia muchas escaleras para subir, pero lo malo era para bajarlas y mas de una vez rodemos por ellas.


redoblados de Lapeza


Os cuento, en Lapeza contaba la aguela cuando yo era chica, yo dormia con ella, siempre estaba con ella, pues ella decia que lo que se roza es lo que se quiere, bien es verdad porque yo la queria tanto como a mi madre, siempre estaba con ella, me contaba que ella se quedo viuda muy joven y con seis hijos. Pues bien el aguelo se puso malo y en tres meses murio.
La aguela decia que le decia a ella: " Maria vas a pasar mucho con estos galiotes que te dejo". Yo no se que queria decir la aguela, pues lo que se es que la aguela era una mujer muy trabajadora y guena y encamino a sus hijos lo mejor que pudo pues ahora que soy madre, me acuerdo mas de ella, de que todo lo que me contaba pienso que es verdad , pues ella decia: " un hijo es un sufrimiento, dos dos de lo mismo".
Asi ella lo contaba, pues tambien decia: "hijos criados duelos doblados y casados redoblados", pues pienso que es verdad pues una madre quiere tanto a sus hijos que solo el aire que les de, a la madre le duele, hay que ver lo que se sufre para criarlos y para encaminalos, para que sean personas de probecho.
Bien despues ya empiezan ellos con su rutina, esa es la vida, hay que ser felices y dar gracias a Dios por lo que se tiene.

Refranes de Lapeza XIX

Os cuento refranes de Lapeza:

cuando el camino es largo paso corto

bicho que no conozcas no le pise la cola

A Dios rogando y con el mazo dando

al buen entendedor con pocas palabras basta

cuando hay hambre no hay pan duro

a caballo regalado, no le mires el diente

a cada cerdo le llega su San Martin

otro se decia asi al pan pan y al vino vino
otro a mi todos los peines me entra
otro para un mal pagador un buen cobrador

una cancion para cuando querias que se fuera la gente
se decia asi :

la lumbre ya se ha apagado,
el candil no tiene aceite.
Ni tedigo que te vallas,
ni te digo que te sientes

la moraga


Os cuento, una de mis tias se fue de Lapeza, a vivir a Almeria, pues bien, yo de vez en cuando ibamos a verla con la aguela. Que bien me acuerdo de ir con ella a las moragas de Roquetas de Mar. Que bien se pasa alli .
Después mi primo Jose Antonio se caso, con una chica de Roquetas, muy guena gente, que su familia son pescadores y cada año se junta toda la familia y se lo pasan muy bien el dia de las moragas.
Este dia es como en Lapeza cuando es la Pascua de huevo, que nos vamos a la fuente de gitana para comernos un choto o una guena merienda en el campo pero alli en Roquetas se van a la playa y se ponen moraos de comer pescaitos. A mi me recordaba Lapeza, creo que Lapeza si tuviera playa seria como Roquetas.
Es bonito ver a toda la familia junta, pues son muchos hermanos, muchos nietos, muchos hijos y encima los amigos. Habia mucha gente, a mi me hizo mucha ilusion, ese dia cae cerca de navidad, el veintiocho de diciembre, y no veas como se come ese dia en Roquetas , pescado, de todos los tipos, que rico, después de comer a bailar. Me recuerdo una calle junto al mar, es bonito como se ve Almeria.
Yo en cuanto pueda voy otra vez a las moragas y desde aqui invito a todos para que vallais ese dia a Roquetas, que se pasa muy bien. Asi que a disfrutarlo, pues yo tenia una amiga de Almeria, que viviamos en el mismo piso en Fuengirola y siempre estaba cantadole a su niño esta cancion, que decia asi:
Almeria no es de España que es la gente de la lagaña,
Pues yo os digo que fue una de las mejores amigas que tuve cuando sali de Lapeza, pues no conocia a naiden y ella para mi fue una hermana, se llamaba Maria y era de Abra, otro pueblo del Almeria.
Asi que viva la virgen del mar, la patrona de Almeria, que son guena gente. Un beso para todos de Maria Reina de los Mares

virgen de Agosto y de Lapeza


Os cuento, hoy es el dia de la madre de Dios y tambien la madre nuestra, es el dia de la Virgen de Agosto. Es una fecha muy hermosa.
Ya empieza a refrescar un poquito de madrugada, pues en Lapeza se decia asi:”agosto frio el rotro, en septiembre el que no tenga ropa que tiemble” y asi todo tenia sus nombres bonitos en Lapeza.
Este dia, el dia de la virgen de Agosto, ya casi estaba toda la parva cogida, pues a veces se decia: “vamos a comernos una buena merienda en el rio Fardes o en la encanta, o en las fuentes de morollon...", donde se estaba fresquito, pues ya casi todo estaba recogido en el campo.
A mi de chica, en este tiempo yo era muy feliz, sabeis por que, porque teniamos trigo

y lo cambiabamos por pan, yo como era tan tragona, solo pensaba en comer, pues bien, ahora que veo tantas cosas guenas en las tiendas, en las pastelerias, yo digo que pena la mia, antes que no habia y ahora que hay, estoy gorda y no puedo comer por las piernas. Digo, valla, pues como dice el refran, nunca llueve a gusto de todos, pero pienso yo que el sol sale para todos ser viviente, pues tenian que tener todas las necesidades cubiertas, por lo menos, comer todo el mundo.
Pues yo en este dia, que es el dia de la virgen, le pido de corazon que naiden muera de hambre, que todos tengamos lo necesario y muchas paz para todos. Un beso, Maria. A ser felices con lo que se tiene que aqui se queda todo.

Inocencia de Lapeza


Os cuento, mi familia como todas, tuvo que marcharse de Lapeza. Se marcharon a Mallorca, pues como le paso a mas de una familia de Lapeza, que estamos repartidos por todo el mundo. Habemos pezeños, como yo digo, por todos lados y es que lo bueno abunda.

Bien, pues como yo era la mayor de mi casa de cinco hermanos, pues yo era la que los cuidaba por eso mi hermano chico se quedo viviendo conmigo y porque era muy pequeño para trabajar en los hoteles de Mallorca. Pues él, para mi era otro hijo mio y
cuando venian de echar la temporada de los hoteles, mis hermanas pequeñas se venian a mi casa a pasar unos dias. Mi hermana Sencion, la mediana, decia que habia aprendido a nadar en Mallorca.
Entonces yo tenia una amiga en Granada que estaba de casera, aqui en un carmen que tenia piscina y mi amiga me decia:” vente con tus niños y os bañais”.

Ella no tenia niños. Era guena mujer, se llamaba Inocencia y era tambien de Lapeza. Ella me enseño muchas cosas de costura.

Volviendo a lo que dijo mi hermana: “yo se nadar”, pues el marido de Inocencia que se llamaba Luis dice: “ venga, niña al agua”.
Pues que susto, mi hermana, la pobre de nadar, na de na. Ella solo habia visto bañarse a la gente en el mar y no sabia nadar para nada, pues decia Luis:" Pero ¿como se nada en Mallorca?, si parece una gallina mareada", pues de seguida la saco de la picina porque se ahogaba la niña.


Pues dice el marido de mi amiga:”¿ tu quieres bañarte?, pues te vas a bañar”.
¿Sabeis que hizo?. Fue gracioso, dijo a la Inocencia: “ atala y asi no se escapa”.
Pues como yo digo, es que en Lapeza somos muy ingeniosos, pues ato a mi hermana de la cintura con una cuerda y ya estaba vigilada. En una esquina sujetaba la cuerda y la niña se bañaba, si se veia que se ahogaba, tiraba de la cuerda. Mi hermana Casilda parecia una marioneta. Era gracioso.

Lo pasabamos bien gracias a Dios y a mi amiga en la piscina.

20 de agosto de 2008

basilisco de Lapeza



Contaba la aguela, que una vez le contaron un secreto de La encanta y del castillo de Lapeza, pero que le dijeron que era un secreto que pocos conocian en el pueblo, que ella lo oyo una vez que fua a rezar a una catedral con su primo cura.

El secreto que me conto mi aguela un dia de lluvia, en medio de la cocina de la casa de la calle del horno, con mis hermanos pequeños en brazos era, que en la guerra en la que cayo Granada o en la de despues, la que llamaban de las Alpujarras, pero que realmente tenia que haberse llamado la guerra de la sierra Nevada, habia un principe moro que vivia en el castillo de Lapeza.
Preocupado por su esposa, hizo construir en los sotanos del castillo una especie de habitacion secreta, para ocultar a su amada y los tesoros del castillo, durante los asaltos que sufria la villa de la Peza.
Un dia que un ejercito de Castilla andaba cerca, encerro a su esposa, con todas las joyas, en la habitacion secreta, que solo el conocia.

La mala suerte quiso que ese dia, entre la noche y el dia, una flecha lo matara sin haber contado a nadie su secreto.

La princesa espero tumbada en el suelo que su esposo regresara para rescatarla. Pasaron los dias, las semanas y los meses y las provisiones se terminaron, la princesa tumbada en el suelo frio consumaba sus ultimos dias, hasta que creyo morir.

Un dia, al querer levantarse para no morir, se dio cuenta de que no podia levantarse porque no tenia piernas. Donde antes tenia las piernas ahora tenia una cola de serpiente. La reina mora del castillo de Lapeza se habia convertido en un basilisco y por los tuneles del castillos salia a devorar bestias y personas que se refrescaban en la fuente, que desde entonces todos llamamos de la encanta.



Cuando echaron en falta media docena de vecinos, interrogaron a todo el pueblo, no se sabe como la inquision averiguo que en el castillo de la Peza habia un tesoro escondido con un guardian temible. El rumor corrio como la polvora, la Inquisicion buscaba un tesoro y una mesa de un tal solomon en La Peza.
Por las noches se veian montones de velas encendidas en los muros de piedra del castillo, mientras cavaban y cavaban buscando. Piedra a piedra, el castillo de la peza fue desmontado, noche tras noche hasta no quedar ninguna pared en pie.


Pero no aparecio ningun tesoro, ni ninguna mesa, porque todos los peceños quemaron sus mesas por si acaso era esa la que buscaban y acababan ellos en la hoguera. Mejor sin mesa que sin cabeza.

Muchos años despues....

La Peza y sus leyendas

La Peza y sus leyendas
La Peza y sus gentes